viernes

CERRANDO CIRCULOS-







CERRANDO CAPITULOS.



La vida, es bella, pero nosotros la complicamos todos los días, no nos damos cuenta que debemos cerrar capítulos y mirar hacia adelante.

Lo importante es poder dejar ir momentos de la vida que se van clausurando. ¿Terminó tu trabajo? ¿Se acabó la relación? ¿Ya no vives más en esa casa? ¿Debes irte de viaje? ¿La amistad se acabó? Puedes pasar mucho tiempo de tu presente "revolcándote" en los por qué, en rebobinar una y otra vez el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho.

El desgaste va a ser infinito porque en la vida, vos, tus amigos, tus hijos, tus hermanas, todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos. A pasar la hoja. A terminar con etapas o con momentos de la vida y seguir para adelante. No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, hecho está. Y hay que soltar, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. ¡No, los hechos pasan y hay que dejarlos ir!

Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente. El pasado ya pasó. No esperes que te devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de "quien eres". No, suelta. Con el resentimiento, al encender "tu televisor" personal para darte y darle al asunto, lo único que consigues es dañarte mentalmente, envenenarte, amargarte. La vida va hacia adelante, nunca para atrás. Porque si andas por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de "regresar" (¿a qué, necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron. ¡Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo!

Si no, déjalo ir, cierra capítulos. Convéncete, NO VUELVE. Pero no por orgullo ni por soberbia sino porque ya no encajas allí: en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio, ya no eres el mismo que se fue, hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a qué volver.

Cierra la puerta, pasa la hoja, cierra el círculo. Ni VOS serás el mismo ni el entorno al que regreses será igual porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, AMOR por vos mismo, despide lo que ya no está en tu vida. Recuerda que nada ni nadie es imprescindible. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, porque cuando llegaste a este mundo lo hiciste sin ese adhesivo, por lo tanto es costumbre vivir pegado a él y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy te duele dejar ir.

Es un proceso de aprender a desprenderse y humanamente se puede lograr porque, te repito, nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es costumbre, apego, necesidad. Pero, cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacude, suelta.
Facundo Cabral.

--------------------------------------------------------------------------------
¿Como desarrollamos la bondad ?

Desarrollamos bondad ejercitándonos en la práctica de la bondad. Esta es una corta lista de acciones bondadosas que debemos incorporar en nuestra conducta y rutina diaria. Son indispensables, porque la bondad se alimenta únicamente con bondad y la luz se alimenta de vida virtuosa y acciones bondadosas y compasivas.

1. Tratando a todas las personas de manera cariñosa y honesta
2. Siendo considerado con todos
3. Tratando a todas las personas con afecto
4. Bendiciendo a las personas, tanto a las que nos quieren como a aquellas que “creemos”, no nos quieren
5. Orando para que a todos ellos les vaya bien, para que progresen, sanen, tengan un techo y para que no sufran.
6. Actuando, hablando y procediendo de manera que nuestras acciones generen felicidad, satisfacción y bienestar en los demás. Esto es muy importante, porque si con nuestras acciones causamos sufrimiento en los demás, no podremos generar felicidad en nosotros mismos.
7. Expresándonos siempre con la VERDAD
8. Expresando gentilezas
9. Realizando muchísimas acciones compasivas todos los días
10. Ayudando a todas las personas, en todas partes
11. Bendiciendo a los Mastros de todos los tiempos, ya que con sus enseñanzas, recibimos luz para estudiarnos y progresar en el sendero del desarrollo de las virtudes del alma
12. Pensando el bien, sintiendo el bien y haciendo el bien
13. Colocando el bienestar de los demás como una prioridad en nuestras vidas
14. En la relación con las personas, asumiendo siempre la actitud de que todas las personas son más importantes que nosotros mismos. Esto es necesario para acabar con una larguísima lista de oscurecimientos mentales.
15. Abandonando la crítica y reemplazándola por palabras y actitudes cálidas, de apoyo, comprensión y colaboración.
16. Respetando siempre las opiniones de los demás.

Todos nacimos para vivir bien y ser felices.

"No nacimos para vivir mal, todos nacimos para vivir bien y ser felices. Esa es la enseñanza de los budas, los que han destruido la oscuridad y la ignorancia interior, los que han construido una mente luminosa"

Podemos elevar la vida desde el punto de vista de nuestro entorno o condiciones físicas, emocionales, afectivas y desde el punto de vista de los recursos con que contamos. Sin embargo, el verdadero sentido de "calidad de vida" es de tipo psicológico y no existe auténtica calidad de vida mientras no eduquemos la mente en la virtud.

La mente no educada, no entrenada en la virtud, es un problema complicado para lidiar, es una carga pesada para llevar, es una lucha terrible.

Todos en alguno o muchos momentos de nuestra vida hemos sentido que somos enfermos mentales, aprisionados por los pensamientos que tenemos y no queremos tener, por las emociones que no queremos tener y que sabemos que nos perjudican, atrapados por los hábitos que no queremos, pero que no podemos o no sabemos como abandonar, enredados en los malos recuerdos, fruto de las malas experiencias que queremos borrar de nuestra mente, pero no lo conseguimos.

La mente es el timón del barco de nuestra vida; de ahí, que es indispensable educarla, entrenarla, sensibilizarla en la práctica o cultivo de la virtud, de la bondad, de la compasión, de la honestidad, del respeto, de la tolerancia, de la paciencia, de la comprensión, del afecto, de la humildad, de la devoción, de la serenidad, de la cortesía, de la amabilidad y muchísimas virtudes más.

"Amansa tu mente y edúcala en el cultivo de toda virtud para que alejes de ti el sufrimiento". Esta es la enseñanza sabio Sakyamuni.-
La mente crea alucinaciones y si no estamos atentos, éstas se hacen imperceptibles, entonces cometemos errores gravísimos. De ahí, que muchas personas entradas en años, digan al evaluar y juzgar su vida y sus experiencias: "He vivido mi vida de equivocación en equivocación"

Las alucinaciones de la mente son las miles de apreciaciones equivocadas y los juicios equivocados que ella hace de las personas, los sucesos, la vida, las percepciones, las sensaciones y la forma como rotula o etiqueta todo lo que vamos viviendo.

Nos creemos enamorados y después venimos a darnos cuenta de que no es cierto, afirmamos poseer la razón y más tarde descubrimos que sólo fue una fantasía más, decimos yo no soy así y posteriormente caemos en cuenta de que si somos así, tomamos una decisión creyendo que es lo mejor y después nos damos cuenta de que procedimos torpemente.

La mente sin entrenamiento en la virtud es mal educada, engañosa, mentirosa, insensible, cruel y egoísta. La mente mal educada es la causante de nuestros problemas, desilusiones, sufrimientos.

La mente educada en la virtud, entrenada en la compasión, en la tolerancia, en el espíritu afectuoso, en la honestidad y el amor a todos los seres humanos, es la solución a nuestros problemas y sufrimientos.

Cultivando la bondad en la mente empezamos a elevar nuestra calidad de vida y a establecer nuevas leyes que han de regir nuestras vidas. Todo acto de amor es una manifestación de bondad y todas las expresiones de bondad crean méritos porque son buenas acciones.

La bondad es la puerta que nos permite empezar a construirnos como verdaderos seres humanos y abandonar la mente mal educada que en tantos enredos nos mete. Cuando empezamos a educar la mente en la bondad, descubrimos que somos útiles, que podemos ser felices y que liberarnos de la mente mal educada es completamente posible.

Todos nacimos para vivir bien y ser felices, depende de nosotros!!!

--------------------------------------------------------------------------------

El orden armonioso en el Universo podría ser este:

1. Vivir para Amar
2. Amar para crear
3. Crear para servir
4. Servir para unir
5. Unir para Ser
6. Ser para Iluminar
7. Iluminar para Divinizar

Claro que puede haber muchas variaciones de este orden equilibrado:

1.Naturalmente también es cierto que hay quienes:

Aman para vivir,
crean para amar,
sirven para crear,
unen para servir,
son para Unir,
Iluminan para Ser,
Divinizan para Iluminar.

2. También es cierto que hay quienes: esta segunda opción tiene al menos dos aspectos posibles, el vacío (la abulia), o la plenitud (el todo):

Viven por vivir,
Aman por amar,
Crean por crear,
Sirven por servir,
Unen por unir,
Son por ser
Iluminan por iluminar,
Divinizan por Divinizar.

También hay otra tercera posible combinación con otros dos aspectos, dependiendo de si es el Ego o el Ser (Espiritu Divino como parte de Dios) el sí mismo. Según esto entonces hay quienes:

Viven para amarse a sí mismos,
Aman para crearse a sí mismos,
Crean para servirse a sí mismos,
Sirven para unirse a sí mismos,
Unen para iluminarse a sí mismos,
Iluminan para Divinizarse a sí mismo.

¿Entre estos 8 aspectos o acciones hay 64 posibles combinaciones,
cuál de ellas sueles practicar?:

1. vivir para vivir
2. vivir para amar
3. vivir para crear
4. vivir para servir
5. vivir para unir
6. vivir para Ser
7. vivir para iluminar
8. vivir para Divinizar

9. amar para vivir
10. amar para amar
11. amar para crear
12. amar para servir
13. amar para unir
14. amar para ser
15. amar para iluminar
16. amar para Divinizar

17. crear para vivir
18. crear para amar
19. Crear para crear
20. crear para servir
21. crear para unir
22. crear para ser
23. crear para iluminar
24. crear para Divinizar

25. servir para vivir
26. servir para amar
27. servir para crear
28. Servir para servir
29. Servir para unir
30. Servir para ser
31. Servir para iluminar
32. Servir para Divinizar

33. Unir para vivir
34. unir para amar
35. unir para crear
36. unir para servir
37. Unir para unir
38. unir para ser
39. unir para iluminar
40. Unir para Divinizar

41. Ser para vivir
42. ser para amar
43. ser para crear
44. ser para servir
45. ser para unir
46. Ser para ser
47. ser para iluminar
48. ser para Divinizar

49. Iluminar para vivir
50. iluminar para amar
51. iluminar para crear
52. iluminar para servir
53. iluminar para unir
54. iluminar para ser
55. Iluminar para iluminar
56. iluminar para Divinizar

57. Divinizar para vivir
58. Divinizar para amar
59. Divinizar para crear
60. Divinizar para servir
61. Divinizar para unir
62. Divinizar para ser
63. Divinizar para Iluminar
64. Divinizar para Divinizar

Lo que realmente es cierto es que :

Si realmente vives amas,
Si realmente amas creas,
Si realmente creas sirves,
Si realmente sirves unes,
Si realmente unes eres,
Si realmente eres iluminas,
Si realmente iluminas divinizas.

Realmente es una palabra compuesta de otras dos palabras, real y mente, Real hace referencia a lo tangible que es verdadero, y también a algo regio (de la realeza) y mente, hace referencia a la mente así como en una forma de actuar (acción).

La mente verdadera y más allá de la común es la mente de la realeza. La Realeza, es la real naturaleza, la naturaleza regia, la que rige con supremacía, cual es nuestra regia naturaleza la que rige con orden supremo, Nuestro Espíritu Divino, Dios.

De esto se deriva, que sólo con la verdad se alcanza a Dios, pero también puede indicar que con sólo la mente verdadera se llega al Ser, pero también que sólo con la verdadera acción se diviniza el Espíritu.

¿Qué Diferencia hay entre Vivir y sobrevivir?
Vivir hemos visto que es amar, y el amor lo abarca todo sin condiciones, es decir amor incondicional. El amor es unión universal. Si sobrevivimos vivimos sobre, y si vivimos sobre , vivimos separados, y si vivimos separados es un amor parcial no integrador ni universal.

Hoy día si lo piensan bien aún la humanidad sobrevive mucho y vive poco.
Es decir, hay mucha separación y poca unión plena. Sin embargo y GRACIAS por esto, todo está cambiando, y estamos empezando a pasar de sobrevivir a vivir con, es decir unirnos y comprometernos y ser solidarios con todo lo que nos rodea, tomando conciencia de que todos somos UNO (Conciencia Global). Si bien, hay que tener cuidado en que la Conciencia Global realmente no atente contra la conciencia individual, sino que co-existan en perfecto equilibrio, micro y macrocosmos, ya que no puede ser de otro modo si queremos subsistir y no autodestruirnos. Y para subsistir se hace necesario, vivir por y para los demás así como para uno mismo en armonía. Pero esto es muy antiguo, ya lo dijo Jesucristo, “ama a tu prójimo como a ti mismo”.

Si dañas a otro, te dañas sólo a vos mismo, y eso es además de poco
inteligente, es una conducta autodestructiva, porque si dañas una parte del todo, te dañas a vos mismo porque eres parte de ese todo. Esto o es una conducta ignorante o de auto-destrucción. Quien es ignorante suele ser auto-destructivo sin saberlo, y quien es auto-destructivo suele ser ignorante.

Pero el colmo de la insensatez o ignorancia es pretender dañar a otros para sobrevivir como justificación de que no se tiene otra opción para vivir.
Esto además de ser aberrante moral y espiritualmente, es intrínsecamente una falacia. Como dije antes, sobrevivir, es vivir sobre, por encima de, vivir aparte, al vivir aparte perdemos la conexión y alimentación del todo, quien verdaderamente nos dá la vida. Esto es semejante a una planta que se le priva de la energía Solar para hacer su fotosíntesis, termina marchitándose y muere.

Sólo se puede vivir, si se vive con, vivir con es amar, y amar es crear relaciones, y crear relaciones es dar ayuda y servicio, y dar servicio es facilitar la re-ligación consigo mismo, y el sí mismo es que ERES LUZ DE DIOS.

--------------------------------------------------------------------------------

FELICIDAD ESPIRITUAL
YOGA SIVANANDA
El hombre trata constantemente de evitar el dolor y buscar la felicidad. Remueve el cielo y la tierra para obtener la felicidad que desea de los objetos sensoriales, pero los objetos son perecederos y evanescentes, finitos y condicionados en el tiempo, el espacio y la causa. El placer sensual por ej., es ilusorio. El encantamiento permanece en tanto que la persona no posee el objeto deseado. Pero, en el momento mismo en que lo posee, el encanto se desvanece. Vaya paradojas verdad? Tanto perseguir…..

CONTROLAR LA MENTE
Las personas excesivamente terrenales están normalmente sumidas en la tristeza. Siempre luchan por obtener algo más: dinero, objetos, poder, posición... Viven siempre en estado de ansiedad en la consecución de sus múltiples objetivos. Cuando se consiguen los objetos ansiados: un gran coche, una empresa, una casa, aparece el miedo a la pérdida y contratamos un servicio de seguridad o un seguro.
Una persona rica posee abundantes riquezas, pero supongamos que no tiene hijos. Se siente apenada en su corazón. Una persona sin recursos tiene siete hijos, pero no tiene los medios para alimentarlos ni educarlos, por lo que se siente desdichado. El médico piensa que el abogado deber ser muy feliz. Pero el abogado piensa, a su vez, que el hombre de negocios debe ser más feliz. Éste piensa, sin embargo, que el juez es más feliz. Los delgados desean engordar y los gordos perder peso. Ninguna persona está, pues, contenta en este mundo. Podríamos dar cientos de ejemplos similares.
¿Quién es entonces feliz? El sabio es feliz. El yogui es feliz. Quien ha controlado su mente es feliz. La felicidad proviene únicamente de la paz de la mente. Pero ésta proviene, a su vez, de un estado de la mente en el que no existen deseos ni apegos. Es conveniente abandonar todo deseo de placer antes de penetrar en el reino de la paz y en la práctica del yoga.

PLACER Y SUFRIMIENTO

No puedes sentir placer sin sufrir. Allí donde existe el placer, hay sufrimiento. No puedes alcanzar la felicidad absoluta en el plano físico de los pares de opuestos. Los pares de opuestos rotan cuando llega su turno. La muerte sigue a la vida. La noche sigue al día. La luz sigue a la oscuridad. El sufrimiento sigue al placer. El placer que se mezcla con el sufrimiento, el miedo y la preocupación no es placer en absoluto. El placer y el sufrimiento son términos relativos solamente. Son la cara y la cruz de la misma moneda.
Lo que para vos puede suponer placer, para otra persona es dolor. Lo que supone placer para vos ahora, puede ser sufrimiento después de un tiempo. Las dos primeras tazas de leche producen placer. La tercera nos produce disgusto, náusea. La leche no proporciona placer cuando tenemos fiebre. Por tanto, el placer no está en los objetos sino en la imaginación o inclinación de la mente.
El placer y el sufrimiento, la belleza y la fealdad son falsas imaginaciones de la mente. El mundo pierde todos sus encantos cuando estamos enfermos o débiles. Una cosa real debería proporcionar placer a todos siempre, ¿no es así?

LA AUTÉNTICA FELICIDAD
La verdadera felicidad se halla dentro tuyo. Se manifiesta sólo cuando la mente se concentra. La felicidad espiritual, se experimenta cuando los sentidos se abstraen de los objetos externos, cuando la mente permanece fija en un punto, cuando se destruyen los deseos sutiles y se aniquila la mente, cuando dejas de albergar deseos y pensamientos. El océano de dicha se halla en nuestro interior y, sin embargo, corremos de aquí para allá en su busca. No hallaremos verdadero descanso en maravillosas vistas de lagos, montañas y mares del mundo entero. Éstas podrán relajar nuestra retina durante apenas un segundo.
Pero la atracción y la repulsión, los celos, la pasión y la avaricia están en todas partes. La imaginación y el cambio de lugar han engañado siempre a muchos. Practica el contento. Vive donde desees, pero disciplina tu mente y sentidos. Medita en el Ser Interno, incesantemente. Ahí hallarás la paz duradera. Entonces tu mente dejará de engañarte.

EL PLACER SENSUAL Y LA DICHA ESPIRITUAL
La dicha espiritual es la felicidad más elevada. Es independiente de los objetos; sólo el sabio la disfruta.
El placer sensual proviene de la emoción. Pero la dicha del alma es la felicidad del Ser. Es la naturaleza inherente del alma. El placer es temporal y trivial. La dicha es eterna e imperecedera. El placer se mezcla con el dolor. La dicha es una felicidad sin mezcla. Ha de hacerse un esfuerzo para gozar de los placeres sensuales, mientras que no hace falta esforzarse para experimentar la dicha del alma.
Purifica tu mente por medio de la repetición del mantra, la caridad, el control de la mente, el servicio desinteresado, el estudio de la Gita y los libros sagrados, la práctica de yama y niyama (normas de conducta), de pranayama y de vairagya (desapego). Obtendrás entonces un instrumento adecuado para la meditación: una mente calmada, aguda, sutil y firme. Practica meditación en períodos breves pero regulares. Entonces, amanecerá una nueva e indescriptible felicidad. Te convencerás de la existencia de una dicha espiritual que va más allá de lo sensorial. Tendrás que sentir por vos mismo esa felicidad espiritual. Tendrás que disfrutarla por vos mismo, porq las experiencias son intransferibles.

Sé siempre alegre. Sonríe. A eso se le llama contento, santocha en sánscrito. Los que practican yoga deben cultivar ese espíritu alegre. Mantén tu mente en un estado moderado. No tiendas a la alegría excesiva ni a la depresión extrema. Los extremos se tocan. Haz que tu mente esté siempre alegre, pero calmada.

10 CLAVES QUE TE ACERCAN A LA DICHA
1. La verdadera felicidad se halla dentro tuyo.
2. Busca la paz mental en tu interior, no en el exterior.
3. Comprueba cuál es tu deseo vital principal y entonces ¡contrólalo!
4. Prescinde progresivamente de lo superfluo.
5. Disciplina tu mente y tus sentidos.
6. No busques estados de alegría ni dolor excesivos.
7. Practica la respiración consciente.
8. Medita regularmente.
9. Mantén un espíritu alegre, sonríe.
10. Sé paciente.

--------------------------------------------------------------------------------

LA BELLEZA SURGE EN LA QUIETUD DE TU PRESENCIA

Se necesita presencia para tomar conciencia de la belleza, de la majestad, de la sacralidad de la naturaleza. ¿Has mirado alguna vez la infinitud del espacio en una noche clara, quedándote anonadado ante su absoluta quietud e inconcebible enormidad? ¿Has escuchado, realmente escuchado, el rumor de un arroyo entre las piedras? ¿Y el sonido de un mirlo al atardecer un tranquilo día de verano? ¿Y el susurro del viento entre las hojas de un árbol? ¿el vuelo de una paloma? ¿los colores del amanecer? Una puesta de sol? El aroma del mar? La arena q se escurre entre los dedos? El andar descalzo por el pasto?
Para tomar conciencia de este tipo de estímulos la mente tiene que estar serena. Tienes que abandonar momentáneamente tu equipaje personal de problemas, de pasado y de futuro, y todo tu conocimiento, porque, de no hacerlo, verás pero no verás y oirás pero no oirás. Tienes que estar totalmente presente.
MÁS ALLÁ DE LA BELLEZA DE LAS FORMAS EXTERNAS, hay otra cosa: algo innombrable, inefable, algo profundo, interno, la esencia sagrada. Donde y cuando quiera que encontramos algo bello, percibimos el brillo de esta esencia interna, que sólo se nos revela cuando estamos presentes.
¿Podría ocurrir que esta esencia innombrable y tu presencia fueran una única y misma cosa?
¿Estaría ahí si tú no estuvieras presente?
Profundiza en ello. Descúbrelo por vos mismo.

LA REALIZACIÓN DE LA CONCIENCIA PURA
Cuando observas la mente, retiras conciencia de las formas mentales, y esa conciencia se convierte en el observador o testigo. En consecuencia, el observador --conciencia pura más allá de la forma -- se fortalece y las formaciones mentales se debilitan. Cuando hablamos de observar la mente estamos llevando a la esfera personal un evento de significado cósmico: a través tuyo, la conciencia está despertando de su sueño de identificación con la forma y se está retirando de la forma. Esto presagia un suceso --y a la vez forma parte de él-- que probablemente aún queda en un futuro lejano.

PARA MANTENERSE PRESENTE EN LA VIDA COTIDIANA resulta útil estar profundamente arraigado en uno mismo porque, de lo contrario, la mente, que tiene una enorme inercia, te arrastra como la crecida de un río.
Mantenerte presente significa habitar tu cuerpo plenamente. Tener siempre parte de tu atención en el campo energético interno de tu cuerpo. Sentir el cuerpo por dentro, por así decirlo. La conciencia corporal te mantiene presente. Te ancla en el AHORA.
El cuerpo que puedes ver y tocar no puede llevarte al Ser. Pero este cuerpo visible y tangible sólo es un caparazón externo o, más bien, una percepción limitada y distorsionada de una realidad más profunda. En tu estado natural de conexión con el Ser, esa realidad más profunda puede sentirse a cada momento como el cuerpo interno invisible, la presencia interna que te anima. Por tanto, es sentirlo desde dentro, sentir la vida dentro del cuerpo y así llegar a saber que eres más allá de la forma externa.
Estarás desvinculado del Ser mientras tu mente consuma toda tu atención. Si te ocurre esto --y a la mayoría de la gente le sucede continuamente--, significa que no estás en tu cuerpo. La mente absorbe toda tu conciencia y la transforma en materia mental. No puedes dejar de pensar.
Para hacerte consciente del cuerpo, necesitas reorientar tu conciencia mental. Ésta es una de las tareas más esenciales del camino espiritual porque libera enormes cantidades de conciencia que habían quedado atrapadas en el pensamiento inútil y compulsivo. Una manera eficaz de hacerlo es retirar el foco de atención del pensamiento y dirigirlo hacia el cuerpo, donde, al principio, podremos sentir el Ser como un campo energético invisible que da vida a lo que percibimos como nuestro cuerpo físico.
CONECTA CON EL CUERPO INTERNO
Por favor, inténtalo ahora mismo. A lo largo de esta práctica quizá te resulte útil mantener los ojos cerrados, pero más adelante, cuando sea algo fácil y natural, ya no será necesario.
DIRIGE TU ATENCIÓN AL CUERPO; siéntelo desde dentro. ¿Está vivo? ¿Hay vida en tus manos, brazos, piernas y pies, en tu abdomen, en tu pecho?
¿Puedes sentir el campo de energía sutil que impregna la totalidad del cuerpo y llena de vida vibrante cada órgano y cada célula? ¿Puedes sentirlo simultáneamente en todas partes de tu cuerpo como un campo de energía unificado?
Sigue concentrándote en las sensaciones de tu cuerpo interno durante unos momentos. No empieces a pensar en él. Siéntelo.
Cuanta más atención le concedas, más clara e intensa será la sensación. Sentirás como si cada célula estuviera más viva, y si tienes muy desarrollado el sentido visual, puede que recibas una imagen de tu cuerpo volviéndose luminoso. Esa imagen podrá ayudarte temporalmente, pero presta más atención a la sensación que a cualquier figuración que pueda surgir. Una imagen, por muy hermosa o intensa que sea, ya tiene una forma definida, y no te permite profundizar tanto como la sensación.
ENTRA PROFUNDAMENTE EN EL CUERPO
ASEGÚRATE QUE NO HAYA DISTRACCIONES EXTERNAS, como teléfonos o personas, que puedan interrumpirte. Diez o quince minutos de reloj deberían bastar. Para entrar aún más profundamente en el cuerpo, practica la siguiente meditación. Siéntate en una silla, pero sin apoyarte en el respaldo. Mantén la columna erguida. Eso te ayudará a estar alerta. Como alternativa, elige tu posición favorita de meditación. Mantén el cuerpo relajado. Cierra los ojos.
Realiza unas cuantas respiraciones. Siente que respiras hacia el bajo vientre. Observa cómo se expande y se contrae ligeramente con cada inspiración y espiración.
Después toma conciencia de todo el campo energético interno del cuerpo. No pienses en él; siéntelo. Al hacerlo, arrebatas conciencia a la mente. Si te sirve de ayuda, usa la visualización de la que he descrito anteriormente.
Cuando sientas claramente el cuerpo interno como un campo unificado, abandona, si te es posible, cualquier imagen visual y céntrate exclusivamente en la sensación. Si puedes, abandona también cualquier imagen que pueda quedarte del cuerpo físico. Lo único que te quedará es una sensación de incluir la presencia y/o sentirás que el cuerpo interno no tiene límites.
A continuación ahonda con tu atención en esa sensación. Hazte uno con ella. Fúndete con el campo energético, de modo que desaparezca la percepción de dualidad entre el observador y lo observado, entre vos y tu cuerpo. Poco a poco se va disolviendo la distinción entre lo interno y lo externo, de modo que ya no queda cuerpo interno. Entrando profundamente en el cuerpo lo has trascendido.
Mantente en el reino del puro Ser el tiempo que te resulte cómodo; después vuelve a tomar conciencia del cuerpo físico, de tu respiración y de los sentidos físicos, y abre los ojos. Observa tu entorno durante unos minutos meditativamente --es decir, sin ponerle etiquetas mentales-- y mientras tanto sigue sintiendo tu cuerpo interno.
Tener acceso al reino de lo impreciso es muy liberador. Te libera del vínculo con la forma y de la identificación con ella. Lo llamamos lo No Manifestado, la Fuente invisible de todas las cosas, el Ser dentro de todos los seres. Es un reino de profunda quietud y paz, pero también de alegría e intensa vitalidad. Cuando estás presente, te haces en alguna medida a la luz, a la pura conciencia que emana de la Fuente. También te das cuenta de que la luz no está separada de quien sos, sino que constituye tu esencia misma.
Cuando tu conciencia se dirige hacia fuera, surgen la mente y el mundo. Cuando se dirige hacia dentro, alcanza su propia Fuente y regresa a casa, a lo No Manifestado.
Después, cuando vuelve al mundo manifestado, retomas la identidad en la forma a la que habías renunciado temporalmente. Tienes un nombre, un pasado, una situación de vida, un futuro. Pero ya no eres la misma persona que antes; un aspecto esencial ha cambiado porque has vislumbrado una realidad dentro tuyo que, aunque tampoco está separada de él, del mismo modo que no está separada de vos.
Ésta debe ser tu práctica espiritual:
EN LOS QUEHACERES DE TU VIDA no concedas el ciento por ciento de tu atención al mundo externo y a la mente. Mantén parte de tu atención dentro. Siente tu cuerpo interno mientras participas en tus actividades cotidianas, especialmente cuando te relacionas con otras personas o con la naturaleza. Siente la quietud en lo profundo de él. Mantén la puerta abierta.
Es muy posible ser consciente de lo No Manifestado a lo largo de la vida. Lo sientes como una profunda paz de fondo, una quietud que nunca te abandona, pase lo que pase fuera. Así te conviertes en un puente entre lo No Manifestado y lo manifestado, entre Dios y el mundo. Este es el estado de conexión con la Fuente, que llamamos iluminación.
PROFUNDIZA TUS RAÍCES INTERNAS
La clave está en mantenerse permanentemente en un estado de conexión con tu cuerpo interno, sentirlo en todo momento. Esto profundizará y transformará tu vida rápidamente. Cuanta más conciencia dirijas hacia el cuerpo interno, más elevada será su frecuencia vibratoria, de manera parecida a una luz que brilla más a medida que giras el interruptor progresivo y aumenta el flujo eléctrico. En ese alto nivel energético la negatividad ya no puede afectarte, y tenderás a atraer nuevas circunstancias que reflejen esa frecuencia elevada.
Si mantienes la atención en el cuerpo siempre que te sea posible, estarás anclado en el ahora. No te perderás en el mundo externo ni en la mente. Los pensamientos y las emociones, los miedos y los deseos, pueden seguir presentes en alguna medida, pero ya no se adueñarán de ti.
POR FAVOR, ANALIZA DÓNDE ESTÁ TU ATENCIÓN en este momento. Estás escuchándome o estás leyendo estas palabras en un libro. Ese es el centro de tu atención. También eres consciente periféricamente de tu entorno, de otras personas, etcétera. Además, puedes tener cierta actividad mental en torno a lo que estás oyendo o leyendo, algún comentario mental.
Pero no es necesario que nada de lo anterior absorba toda tu atención. Intenta mantenerte simultáneamente en contacto con tu cuerpo interno. Mantén parte de la atención dentro tuyo; no dejes que toda ella fluya hacia fuera. Siente tu cuerpo desde dentro como un campo energético unificado. Es casi como si estuvieras escuchando o leyendo con todo tu cuerpo. Practica esto en los próximos días y semanas, si quieres.
No entregues toda tu atención a la mente y al mundo externo. Intenta concentrarte en lo que haces con todos los medios a tu alcance, pero al mismo tiempo siente tu cuerpo interno siempre que puedas. Mantente arraigado en tu interior. A continuación observa cómo eso cambia tu estado de conciencia y la cualidad de tus acciones. Por favor, no te limites a aceptar o negar lo que digo. No me creas. Hacelo.

EL FORTALECIMIENTO DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO
Hay una meditación de auto-sanación, simple pero poderosa, que puedes practicar cuando sientas la necesidad de fortalecer tu sistema inmunológico. Es especialmente eficaz si la utilizas cuando percibes los primeros síntomas de una enfermedad, pero también funciona con enfermedades que ya están instauradas si la usas con la suficiente frecuencia y concentración. Asimismo, contrarrestará las alteraciones sufridas por tu campo energético a causa de cualquier negatividad.
De todos modos, la práctica de la presencia en el cuerpo momento a momento no tiene sustituto posible, y si no se realiza, el efecto de la meditación sólo será temporal. Veamos los detalles prácticos.
CUANDO TENGAS UNOS MINUTOS LIBRES, y especialmente por la noche antes de dormir y a primera hora de la mañana antes de levantarte. Cierra los ojos. Túmbate de espaldas. Ve llevando la atención, sucesivamente, a las distintas partes del cuerpo: manos, pies, brazos, piernas, abdomen, pecho, cabeza, etc. Siente la energía dentro de esas partes con toda la intensidad posible. Mantente en cada una de ellas durante quince segundos aproximadamente.
A continuación, deja que tu atención recorra el cuerpo unas cuantas veces como una ola, de los pies a la cabeza y de la cabeza a los pies.
Con dedicar un minuto a esta parte es suficiente. A renglón seguido, siente la totalidad de tu cuerpo energético como un campo de energía unificado. Mantén la sensación durante unos minutos.
Permanece intensamente presente durante ese tiempo, presente en cada célula de tu cuerpo. No te preocupes si tu mente consigue apartar tu atención del cuerpo ocasionalmente y te quedas perdido en algún pensamiento. En cuanto te des cuenta de que eso ha ocurrido, reorienta tu atención hacia el cuerpo interno.

EL USO CREATIVO DE LA MENTE
Si necesitas usar la mente para un propósito específico, úsala en combinación con tu cuerpo interno. Sólo si eres capaz de mantenerte consciente sin pensamientos podrás usar la mente creativamente, y el camino más fácil para entrar en ese estado es a través del cuerpo.

CUANDO NECESITES UNA RESPUESTA, UNA SOLUCIÓN O UNA IDEA CREATIVA, deja de pensar momentáneamente y concentra la atención en tu campo de energía interno. Toma conciencia de la quietud. Cuando vuelvas a pensar, tu pensamiento será fresco y creativo. En cualquier actividad relacionada con el pensamiento, practica el hábito de alternar entre unos minutos de pensamiento y otros tantos de una especie de escucha interna, de quietud interna.
Podríamos decirlo así: no pienses únicamente con tu cabeza, piensa con todo tu cuerpo.
DEJA QUE LA RESPIRACIÓN TE LLEVE AL CUERPO
Si en algún momento te resulta difícil contactar con el cuerpo interno, suele ser más fácil empezar centrándose en la respiración. La respiración consciente, que es una intensa meditación por derecho propio, te pondrá gradualmente en contacto con el cuerpo.
SIGUE LA RESPIRACIÓN CON TU ATENCIÓN, el aire que entra y sale del cuerpo. Inspira y siente el abdomen expandirse y contraerse ligeramente con cada inspiración y espiración. Si te resulta fácil visualizar, cierra los ojos y obsérvate rodeado de luz o inmerso en una sustancia luminosa, en un mar de conciencia.
A continuación inspira esa luz. Siente que la sustancia resplandeciente llena todo tu cuerpo y lo hace luminoso. A partir de ahí, gradualmente, céntrate más en la sensación. No te apegues a ninguna imagen visual. Ahora estás en tu cuerpo. Has accedido al poder del ahora.

Practicando el Poder del Ahora
Eckhart Tolle

LOS 11 PASOS DEL CAMINO DEL AMOR

1. Primero, con vos mismo.
Sólo cuando estás bien con vos mismo puedes estar bien con los demás.

2. Manejar la soledad.
Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.

3. Sólo se dá lo que se tiene.
Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, porque nadie puede dar lo que no tiene.

4. Paz interior.
Ninguna relación te dará la paz que vos mismo no creas en tu interior.

5. Fantasía que genera frustración.
Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía que sólo trae frustraciones.

6. Autonomía.
Ninguna relación te brindará felicidad que vos mismo no construyas.

7. Autosuficiencia.
Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando, bien convencido, seas capaz de decirle: "No te necesito para ser feliz".

8. Independencia
Sólo podrás amar siendo independiente hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.

9. Requerimientos.
Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, autoestima, y la práctica de una libertad responsable.

10. Autoestima y madurez
Ámate a vos mismo, madura, y el día que puedas decirle a esa otra persona "Sin vos me la paso bien", ese día estarás preparado para vivir en pareja.

11. Compartir.
Dos personas que vivan en pareja podrán ser felices sólo cuando se hayan unido para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra.

Conclusión:
"Dos personas se aman únicamente cuando son capaces de vivir la una sin la otra, pero deciden vivir juntas"

--------------------------------------------------------------------------------
LAS NUEVE REVELACIONES

Las Nueve revelaciones nos hablan del cambio que ya se está produciendo en la sociedad humana.

El primer signo de que estamos despertando a un llamado interior es un marcado sentido de inquietud, que es como una sensación de que falta algo, algo que esta más allá de los placeres materiales, románticos y sociales. ¿Tiene que haber algo más en la vida?.

Cuantos más seamos los que tomemos conciencia de este movimiento misterioso en nuestras vidas, más rápido descubriremos ese ¡algo más!

1ª Revelación: Una Masa Crítica

Un nuevo despertar espiritual esta produciéndose, un despertar generado por una masa critica de individuos que viven sus vidas como una evolución espiritual, un viaje en el que somos conducidos por misteriosas coincidencias.

2ª Revelación: Un ahora más permanente

Este despertar representa la creación de una cosmovisión nueva y más completa, que reemplaza la preocupación por la supervivencia y el confort de estos últimos quinientos años. Si bien esta preocupación tecnológica constituyó un paso importante, nuestro despertar a las coincidencias de la vida nos abre al objetivo real de la vida humana en este planeta y a la verdadera naturaleza de nuestro universo.

3ª Revelación: Una cuestión de Energía

Ahora sentimos que no vivimos en un universo material sino en un universo de energía dinámica. Todo lo existente es un campo de energía sagrada que podemos sentir e intuir. Mas aún, los seres humanos podemos proyectar nuestra energía concentrando la atención en la dirección deseada, influyendo sobre otros sistemas de energía y aumentando el ritmo de las coincidencias en nuestras vidas.

4ª Revelación: La Lucha por el Poder

Con frecuencia, los hombres se apartan de la fuente mayor de esta energía y se sienten entonces débiles e inseguros. Para obtener energía tratamos de manipular o forzar a los demás a prestarnos atención y por ende, energía. Cuando logramos dominar a otros de esta forma, nos sentimos mas fuertes, pero ellos quedan debilitados y a menudo se resisten. Competir por la energía humana deficitaria es la causa de todos los conflictos entre las personas.

5ª Revelación: El Mensaje de los Místicos

La inseguridad y la violencia terminan cuando experimentamos una conexión interior con la energía divina interna, una conexión descrita por los místicos de todas las tradiciones. Un sentido de ligereza _entusiasmo_ y la constante sensación de amor son las señales de esta conexión.

6ª Revelación: Poner en claro el Pasado

Cuanto mas tiempo estamos conectados, mas conscientes somos de los momentos en que perdemos la conexión, generalmente cuando estamos estresados. En esos momentos, podemos ver nuestra forma particular de robar energía a los demás. Al hacernos mas conscientes de si mismos, nuestra conexión pasa a ser mas constante y entonces podemos descubrir nuestro propio camino de crecimiento en la vida, y la forma personal en que podemos colaborar con el mundo.

7ª Revelación: Unirse al Flujo

Conocer nuestra misión personal aumenta aún más el flujo de coincidencias misteriosas, al tiempo que somos guiados hacia nuestros destinos. Primero tenemos una pregunta, y luego los sueños, los ensueños y las intuiciones nos conducen hacia las respuestas, que en general nos son dadas en forma sincrónica por la sabiduría de otro ser humano.

8ª Revelación: La ética Interpersonal

Podemos aumentar la frecuencia de las coincidencias guías, elevando a cada persona que entra en nuestras vidas. Debemos cuidar de no perder nuestra conexión interna en relaciones románticas. Elevar a los otros resulta especialmente eficaz en grupos donde cada miembro puede sentir la energía de todos los demás. Al ver la belleza en otros, elevamos a los demás hasta su “si mismo mas sabio” e incrementamos las posibilidades de oír un mensaje sincrónico.

9ª Revelación: La Cultura Emergente

A medida que vayamos evolucionando hacia la realización de nuestras misiones espirituales, los medios tecnológicos de supervivencia irán automatizándose, en tanto que los seres humanos se concentraran en el crecimiento sincrónico. Dicho crecimiento llevará a los humanos a estados de energía cada vez más elevados, produciéndose una transformación integral de nuestros cuerpos, terminando el ciclo de nacimiento y muerte.

Extraído del libro: "La Novena Revelación" de James Redfield

--------------------------------------------------------------------------------

Diez Pasos para Contactar con Tu Ser Superior

Por Por Asoka Selvarajah

Cada uno de nosotros está conectado con lo Divino. El Ser Superior que está dentro de nosotros trasciende por mucho la comprensión de nuestras mentes conscientes. Este es el poder al que han accedido todos los grandes genios y maestros. También es el espacio de la magia y los milagros en nuestras vidas. Aquí están los pasos para hacer contacto:

1. Creencia y Expectación

¡El primer paso es CREER que tienes un Ser Superior con quién establecer comunicación! Entonces ten la EXPECTATIVA de que esta comunicación mejorará cada día, conforme te enfocas diligentemente en el crecimiento interno. Sin estos dos prerrequisitos esenciales, es difícil lograr cualquier cosa en la vida, incluso en el nivel físico.

Estas dos cualidades son esenciales para el crecimiento interno. Así que establece una META para lograr contactar con el Ser Superior, revisa esa meta diariamente y mantén tu propósito con determinación hasta que el éxito sea tuyo.

2. Transforma Tu Visión del Mundo

Somos educados con una visión principalmente materialista del mundo, que niega el papel del Espíritu. Para establecer un contacto cercando con los reinos espirituales, necesitamos que todo nuestro ser - consciente y subconsciente - sea congruente con nuestra meta.

En cualquier actividad o meta principal, tienes que establecer las reglas del juego y la forma como se juega. Contactar con tu Ser Superior es lo mismo. Por lo tanto, busca escritos o maestros que expandan tu comprensión del universo, fundamentalmente como un reino de Conciencia y Mente.

3. Soledad

Busca regularmente tiempo para ti, en el cual puedas estar totalmente solo. Es preferible un lugar tranquilo. Simplemente siéntate en silencio sin expectativas. No hagas NADA. Esto puede parecer muy incómodo y extraño al principio. Persiste.

Le estás dando tiempo y espacio a la voz interna para que se haga escuchar. Lo hará ya sea durante ese tiempo tranquilo, o durante los eventos del día. Ocurrirá un evento sincrónico, alguien te dirá exactamente lo que necesitas escuchar, vas a obtener un destello de intuición. Todos los grandes genios de la historia se han dado un tiempo regular de soledad y silencio para sí mismos. Tu también deberías.

4. Meditación

En la meditación, trabajas para disciplinar a tu mente y para silenciar la charla interna que siempre la llena. Creas un recipiente puro para que lo llene el Ser Superior. Seguir tu respiración es una disciplina de meditación excelente, como lo es concentrarse en una flama. O visualizar una esfera dorada de luz en tu Plexo Solar que llena todo tu cuerpo con energía y curación. Hay muchas prácticas que puedes estudiar y usar.

5. Diario

Registra tus sentimientos, emociones, sueños e intuiciones todos los días en un diario. Esto te ayudará a entrar en un contacto más estrecho con tus profundidades intuitivas. Puedes hacerle preguntas a tu Ser Superior aquí, y después registrar cualquier respuesta o intuición que recibas. Si haces esto regularmente con fe y expectativa, RECIBIRAS las respuestas que necesitas.

6. Diálogo Interno

Conduce un diálogo interno regular con tu Ser Superior. Durante los próximos 40 días, decide mantenerte en contacto todo el día. Dile a tu Ser Superior “Yo se que estás allí y quiero conocerte y ponerte atención. Por favor comienza a guiar mi vida” No te preocupes si este diálogo es enteramente en un solo sentido al principio. Recuerda que has estado fuera de contacto durante décadas. ¡Toma tiempo limpiar las telarañas! Persiste con este diálogo interno como si hablaras con un amigo, platicando, haciéndole preguntas, compartiendo tus esperanzas - y comienza a escuchar las respuestas. Llegarán.

7. Lecciones de la Vida

Ve la vida como una Escuela de Misterio. Cree que todos los eventos de tu vida, las situaciones y las personas, han sido estructurados PRECISAMENTE con el fin de enseñarte exactamente lo que necesitas saber ahora. ¡Toma la vida como si toda la creación estuviera conspirando para tu beneficio! Cuando algo suceda en tu vida, para bien o para mal, pregúntate cuál es la lección para ti.
Incluso situaciones o personas desagradables han sido colocadas deliberadamente allí como un reto que te ayude a crecer. Al comenzar a ver tu vida como una obra en la que tu estás jugando el papel principal, el Ser Superior se volverá mucho más evidente en tu vida. Registra tus descubrimientos en tu diario.

8. Sueños

Espera que tu Ser Superior te hable en sueños. Antes de dormir haz algunos estiramientos y relaja tu cuerpo completamente. Pregúntale algo a tu Ser Superior y espera la respuesta. Cuando te levantes, recuerda lo que puedas de tus sueños y escríbelos en tu diario. Si no estás acostumbrado a recordar tus sueños, esto te tomará tiempo y persistencia. Sin embargo, con paciencia, comenzarás a recordar tus sueños Y recibirás respuestas de tu Ser Superior.

9. Conciencia

Enfócate en vivir más y más en el presente, en el AHORA. Cuando estés comiendo, sé consciente de que estás comiendo. Cuando camines, sabe que estás caminando. El único momento real es el ahora - el pasado se ha ido para siempre y el futuro todavía no ha pasado. Por lo tanto, trabaja en limpiar tu mente de preocupaciones, ilusiones y extrapolaciones. Limpia el desorden de la mente y crea un espacio para que lo llene el Ser Superior.

10. ¡Paciencia!

Recuerda, puedes haber pasado toda tu vida sin contactar con la Fuente. Por lo tanto, toma tiempo aprender como reestablecer contacto. Todo lo que vale la pena toma tiempo y práctica. Permanece vigilante y practica estos pasos cada día, y vas a recibir las respuestas que necesitas. Recuerda: El Ser Superior QUIERE estar en contacto. De hecho, el simple hecho de hablar de él como alguien separado de ti es contradictorio. ¡El Ser Superior eres tu! Tu verdadero ser. ¡Así que ponte en contacto CONTIGO!

--------------------------------------------------------------------------------

COMO VIVIR MEJOR

"Si se pudiera proteger a los acantilados de las tormentas, nunca podría admirarse la belleza de sus quebradas"

Muchas veces hemos sentido que la vida no vale la pena vivirla. En un caso extremo, escuché en la radio a una mujer que decía: "No quiero tener hijos, porque sólo se viene a este mundo a sufrir. Y quiero ahorrarles ese sufrimiento" . Pero… ¿Realmente la vida es así? ¿O nosotros la hacemos así?.

Lo que realmente te hace sufrir, no es la vida en sí… son tus expectativas respecto a cómo debería ser el mundo o cómo debería actuar tal persona. Por ejemplo, cuando te enojas con tu pareja porque no llegó a tiempo o no te expresa su amor como a vos te gustaría que lo hiciera. Entonces, lo que te daña no es tu pareja… son tus pensamientos y emociones con respecto a como debería actuar tu pareja, de acuerdo a la etiqueta del hombre o mujer perfecto que tienes.

Si sufres porque la vida es cruel… es porque tienes un concepto equivocado de lo que realmente es. Crees que en la vida todo debería ser felicidad. Imagínate que piensas que un bosque debe ser con puras rosas, ríos limpios, venados corriendo, un sol reluciente y una suave lluvia. Pero cuando vas a uno ¡Oh sorpresa! También hay insectos, serpientes… y la lluvia ¡es un diluvio!. Imagínate sufriendo porque lo encontraste así y diciéndote "No vale la pena estar en un bosque, es horrible: serpientes, bichos ¡que horror!" ¿No tiene sentido verdad?.En el fondo sabes que así es un bosque. No como VOS pensabas que era. Lo que puedes hacer, es estar alerta contra las serpientes.

También, cubrirte para que la lluvia no te moje. Y disfrutar las rosas que veas y los venados. Simplemente aceptas la naturaleza como es y no te lamentas. Te adaptas a ella. En la vida, es igual. Cuando la vemos como un paquete completo, en el que hay amor, muerte, instantes imborrables y fracasos dolorosos, la aceptas como es. A partir de esa aceptación, puedes adaptarte a ella. Pregúntate que capacidad dormida en vos, necesita salir a flote cuando te enfrentes a un nuevo desafío.
Siempre pregúntate ¿Qué capacidades dormidas en mi tienen que salir a flote con este desafío?. El dolor y las derrotas son una gran oportunidad para replantearnos como estamos viviendo la vida. Te confieso que acostumbro caminar cerca de los bosques, lejos de la gente, cuando las tormentas de la vida hacen que se me pongan las cosas difíciles. Anclarme dentro del ruido cotidiano cerca de la naturaleza, dándome un breve espacio para reflexionar acerca de mis desafíos actuales y replantearme nuevas metas, ha sido invaluable para mi. Si no, ya me habría vuelto loco.

Te recomiendo que hagas lo mismo. Busca un espacio diario de reflexión. Todos somos producto de nuestras reacciones ante los retos. Somos hermosas quebradas hechas por las tormentas de la vida. "Un guerrero acepta su suerte, sea cual sea, y la acepta con total humildad. Se acepta a sí mismo con humildad, tal como es; no como base para lamentarse, sino como un desafío vital".

Juan Castaneda.
Totalmente cierto y válido…..
Un espacio diario, una caminata rápida, una meditación, estirarse…..

A las circunstancias hay q aceptarlas como son, sólo podemos preguntarnos ¿Q hago al respecto? Y manos a la obra, la mejor predisposición, con el mayor optimismo…..y serás sorprendidp por vos mismo en la resolución de algo q parecía tan enorme, cuando dejamos de pre-ocuparnos y nos ocupamos, es muy sencillo solucionar un problema, una vez que dejamos de pensar en el y nos enfocamos en resolverlo. Generalmente, las mejores oportunidades de nuestra vida, vienen disfrazadas de problemas. No importa cuales sean estos. Siempre existe una solución. Así que ¡ha disfrutar la vida se ha dicho!
HOY…AQUÍ Y AHORA…..
--------------------------------------------------------------------------------
NATURALEZA

Dependemos de la naturaleza no sólo para nuestra supervivencia física. También necesitamos a la naturaleza para que nos enseñe el camino a casa, el camino de salida de la prisión de nuestras mentes. Nos hemos perdido en el hacer, en el pensar, en el recordar, en el anticipar: estamos perdidos en un complejo laberinto, en un mundo de problemas. Hemos olvidado lo que las rocas, las plantas y los animales todavía saben. Nos hemos olvidado de ser: de ser nosotros mismos, de estar en silencio, de estar donde está la vida: Aquí y Ahora.

Cuando diriges tu atención hacia algo que ha venido a la existencia sin la intervención humana, sales de la prisión del pensamiento conceptual y, en cierta medida, participas del estado de conexión con el Ser en el que todavía existe todo lo natural.

Llevar tu atención a una piedra, a un árbol o a un animal no significa pensar en ellos, sino simplemente percibirlos, darte cuenta de ellos. Entonces se te transmite algo de su esencia. Puedes sentir lo aquietado que está y, sintiéndolo, surge en VOS esa misma quietud. Sientes lo profundamente que descansa en el Ser, completamente unificado con lo que es y con dónde está. Al darte cuenta de ello, también entras en un lugar de profundo reposo dentro tuyo.

Cuando camines o descanses en la naturaleza, honra ese reino permaneciendo allí plenamente. Serénate. Mira. Escucha. Observa cómo cada planta y animal son completamente ellos mismos. A diferencia de los humanos, no están divididos en dos. No viven a través de imágenes mentales de sí mismos, y por eso no tienen que preocuparse de proteger y potenciar esas imágenes. El ciervo es él mismo. El narciso es él mismo.

Todas las cosas naturales, además de estar unificadas consigo mismas, están unificadas con la totalidad. No se han apartado del entramado de la totalidad reclamando una existencia separada: «yo» y el resto del universo.

La contemplación de la naturaleza puede liberarte del «yo», el gran creador de conflictos.
Percibe los múltiples sonidos sutiles de la naturaleza: el susurro de las hojas al viento, la caída de las gotas de lluvia, el zumbido de un insecto, la primera canción del pájaro al amanecer. Entrégate completamente al acto de escuchar. Mas allá de los sonidos, hay algo mayor: la santidad que no puede ser comprendida a través del pensamiento.

Vos no creaste tu cuerpo, y tampoco eres capaz de controlar las funciones corporales. En tu cuerpo opera una inteligencia mayor que la mente humana. Es la misma inteligencia que lo sustenta todo en la naturaleza. Para acercarte al máximo a esa inteligencia, sé consciente de tu propio campo energético interno, siente la vida, la presencia que anima el organismo.

La alegría y las ganas de jugar de un perro, su amor incondicional y su disposición a celebrar la vida en cualquier momento suelen contrastar agudamente con el estado interno del dueño del perro: deprimido, ansioso, cargado de problemas, perdido en el pensamiento, ausente del único momento y lugar que existen: el Aquí y el Ahora. Uno se pregunta: viviendo con esa persona, ¿cómo consigue el perro mantenerse tan sano, tan alegre?

Cuando percibes la naturaleza sólo a través de la mente, del pensamiento, no puedes sentir su plenitud de vida, su ser. Sólo ves la forma y no eres consciente de la vida que la anima, del misterio sagrado. El pensamiento reduce la naturaleza a un bien de consumo, a un medio de conseguir beneficios, conocimiento, o algún otro propósito práctico. El antiguo bosque se convierte en madera; el pájaro, en un proyecto de investigación; la montaña, en el emplazamiento de una mina o en algo por conquistar.

Cuando percibas la naturaleza, permite que haya espacios sin pensamiento, sin mente. Cuando te acerques a la naturaleza de este modo, ella te responderá y participará en la evolución de la conciencia humana y planetaria. Nota lo presente que está la flor, lo rendida que está a la vida.

La planta que tienes en casa..., ¿la has mirado detenidamente alguna vez? ¿Has permitido que ese ser familiar pero misterioso que llamamos planta te enseñe sus secretos? ¿Te has dado cuenta de lo pacífica que es, de que está rodeada de un campo de quietud? En el momento en que te das cuenta de la quietud y de la paz que emana, esa planta se convierte en tu maestra.

Observa un animal, una flor, un árbol, y mira cómo descansan en el Ser. Cada uno de ellos es él mismo. Tiene una enorme dignidad, inocencia, santidad. Sin embargo, para poder ver esto, tienes que ir más allá del hábito mental de nombrar y etiquetar. En el momento en que miras más allá de las etiquetas mentales, sientes la dimensión inefable de la naturaleza, que no puede ser comprendida por el pensamiento ni percibida por los sentidos. Es una armonía, una sacralidad que, además de compenetrar la totalidad de la naturaleza, está dentro tuyo

El aire que respiras es natural, como el propio proceso de respirar.
Dirige la atención a tu respiración y date cuenta de que no eres vos quien respira. La respiración es natural. Si tuvieras que acordarte de respirar, pronto morirías, y si intentaras dejar de respirar, la naturaleza prevalecería.

Reconecta con la naturaleza del modo más íntimo e interno percibiendo tu propia respiración y aprendiendo a mantener tu atención en ella. Esta es una práctica muy curativa y energizante. Produce un cambio de conciencia que te permite pasar del mundo conceptual del pensamiento al ramo de la conciencia incondicionada.

Necesitas que la naturaleza te enseñe y te ayude a reconectar con tu Ser. Pero vos no eres el único necesitado; ella también te necesita a vos. No estás separado de la naturaleza. Todos somos parte de la Vida Una que se manifiesta en incontables formas en todo el universo, formas que están, todas ellas, completamente interconectadas.

Cuando reconoces la santidad, la belleza, la increíble quietud y dignidad en las que una flor o un árbol existen, vos le añades algo a esa flor o a ese árbol. A través de tu reconocimiento, de tu conciencia, la naturaleza llega a conocerse a sí misma. ¡Alcanza a conocer su propia belleza y sacralidad a través tuyo ! Un gran espacio silencioso contiene en su abrazo la totalidad del mundo natural. Y también te contiene.

Sólo mediante la quietud interior tienes acceso al reino de quietud en el que habitan las rocas, las plantas y los animales. Sólo cuando tu mente ruidosa se queda en silencio puedes conectar profundamente con la naturaleza y sanar la separación creada por el exceso de pensamiento.
Pensar es una etapa en la evolución de la vida.

La naturaleza existe en una quietud inocente que es anterior a la aparición del pensamiento. El árbol, la flor, el pájaro o la roca no son conscientes de su propia belleza y santidad. Cuando los seres humanos se aquietan, van más allá del pensamiento.

La quietud que está más allá del pensamiento contiene una dimensión añadida de conocimiento, de conciencia. La naturaleza puede llevarte a la quietud. Ése es su regalo para vos. Cuando percibes la naturaleza y te unes a ella en el campo de quietud, éste se llena de tu conciencia. Y ese es TU regalo a la naturaleza.



--------------------------------------------------------------------------------


El sentido de la experiencia humana es crear el Universo

Dios se ha caído del cielo, pero empieza a despertarse dentro de cada persona. El Sr.
Cohen, cuyo pensamiento recoge elementos de la tradición religiosa cristiana en general, así como del budismo o del new age, añade que después de la ruptura con las tradiciones que se produjo en los años 60, se ha desarrollado una espiritualidad demasiado personal y que lo que tenemos que hacer ahora es crear un contexto más amplio para abrazar el futuro. Considera asimismo que el Dios mítico se ha caído del cielo, pero que está empezando a despertarse a sí mismo dentro de cada persona.

El próximo salto en la evolución de la conciencia, señala Cohen, es un salto más allá de la individualidad. ¿Hay cabida para la iluminación en el nuevo siglo? ¿Sigue siendo válido el concepto tradicional de espiritualidad? El papel del ser humano en el universo y su responsabilidad en la creación del futuro… Lo que para algunos son cuestiones que surgen en momentos de reflexión profunda, constituyen el centro de la vida para Andrew Cohen.

Durante las últimas tres décadas este filósofo, o maestro espiritual, estadounidense, se ha dedicado a explorar en los entresijos de la esencia humana buscando respuestas. Después de adentrarse en la mística oriental regresó a occidente para crear su propia vía de conocimiento, un camino adaptado a las exigencias de un mundo en desarrollo acelerado, de una cultura en la que hace mucho que el Dios paternal ha desaparecido.

El define la espiritualidad evolutiva, como entenderla en el contexto de la evolución del universo desde que surgió hace alrededor de 14.000 millones de años.

Según hemos ido aumentando el nivel de conciencia, nuestra comprensión sobre quiénes somos y el significado de estar vivo también ha evolucionando. Recientemente, el ser humano se ha dado cuenta de que el proceso de evolución depende del despertar de cada individuo.

Al nivel más profundo, el sentido de la experiencia humana es crear el universo. Asegura que hace falta un nuevo contexto moral, ¿a qué se refiere? Nunca ha habido tanta gente con un nivel de educación, de bienestar y de libertad tan alto, pero la mayoría experimenta una alienación, es decir una separación de sí mismo. Tenemos que sentir que es nuestra responsabilidad llevar a la humanidad hacia el futuro.

Tenemos que experimentar una conexión emocional con el hecho de que somos parte de un proceso más grande y que nuestra obligación es primero el proceso y después nosotros mismos. A menos que una gran minoría se despierte en este sentido no creo que nada cambie.

Después de la ruptura con las tradiciones que se produjo en los años 60, se ha desarrollado una espiritualidad demasiado personal. Por ejemplo, el movimiento New Age tiene una comprensión sofisticada del ser, pero su espiritualidad es muy sentimental y narcisista.

Lo que tenemos que hacer ahora es crear un contexto más amplio para abrazar el futuro. El q conoce profundamente la filosofía y la mística orientales, en cierto modo se ha separado de ellas, ¿por qué? Las tradiciones orientales no nos enseñan cómo vivir en el mundo y tampoco tienen conocimientos sobre la evolución.

Su saber radica en el desarrollo de la conciencia individual, pero no entienden que el universo es parte de un proceso profundo de evolución temporal. Conciben el tiempo como ciclos recurrentes, dando vueltas infinitamente.

Y cuando alguien ve eso quiere ser libre, salir de la rueda y es entonces cuando la gente entra en ese estado interno de alejamiento de las experiencias de la vida y de la encarnación. El dice q tenemos q ofrecer un futuro. Dar una visión grande de lo que es nuestra experiencia. Llevar a la gente a antes del comienzo, hace 14.000 millones de años. Para hacerlo hay que ir más allá del pensamiento y lo que se experimenta es el cero, la nada. Este es un estado meditativo. Mucha gente practica la meditación, pero ni siquiera entiende lo que está haciendo.

Cuando vuelven a cero todo desaparece, pero la esencia fundamental de sí todavía está ahí. De modo que antes del comienzo ya estábamos. Esta comprensión es la iluminación tradicional de Oriente. Después, lo que ocurre es que la mayoría de la gente va de ahí al ego, es decir al Yo cuya experiencia se ha separado de la vida, al Yo alienado. Esto es más o menos lo que viven muchas personas que siguen una espiritualidad influida por Oriente.
El tema es ayudar a la gente a entender que el tiempo no se da en ciclos.

Hace 14.000 millones de años comenzó el proceso y pasó de la energía a la luz, a la materia y a la vida. Lo más importante de la vida es la conciencia y conciencia es conocimiento, interioridad, subjetividad.

El ser humano tiene la capacidad de saber que sabe. Otras formas de vida son conscientes, pero no saben que lo son. El universo nos ha parido hace 100 000 años para tener un modo de conocerse a sí mismo. El Dios mítico se ha caído del cielo al mismo tiempo que la humanidad comienza a darse cuenta de que es los ojos y el corazón del principio que ha creado el universo.

Dios es la energía y la inteligencia que ha iniciado el proceso creador y que lo está dirigiendo en este instante. En el ámbito de lo físico, el impulso creador o evolutivo es energía sexual, la misma energía que ha creado el universo. Subiendo de nivel es la compulsión creativa y más alto aún está el impulso espiritual, evolutivo.

Dios desapareció y ahora está empezando a despertarse a sí mismo dentro del individuo. ¿Cómo se vive pues la iluminación en nuestro mundo? En el sentido oriental, iluminación significa el descubrimiento del cero.

El punto cero no es suficiente porque no tiene ninguna conexión con el mundo, con la vida, con los otros. La iluminación evolutiva es el descubrimiento del Yo auténtico que es la mejor parte de nosotros. Es pura pasión energética por el futuro y es intrínsecamente libre, no le duele el pasado ni la historia personal.

El Yo auténtico es el big bang, el impulso que crea el universo haciéndose consciente de sí mismo. Es la razón por la que nos interesa la evolución de la conciencia. En el Yo auténtico no hay ego.

Entonces cómo se perfila el futuro colectivo? A su modo de ver el próximo salto en la evolución de la conciencia de nuestra especie es un salto más allá de la individualidad. Ahora tenemos un ego muy desarrollado en el sentido negativo Lo positivo es que existe una gran capacidad para la individualización.

Necesitamos que individuos muy desarrollados empiecen a experimentar la unidad o la no diferenciación entre los Yo. A esto se le llama una experiencia de autonomía y de comunión. En la primera, el poder creativo del individuo se libera. La comunión es cuando dos se unen como uno.

Normalmente, autonomía y comunión no se pueden dar al mismo tiempo, pero en el estado del que hablo dos o más se funden en uno y al mismo tiempo, en el mismo espacio, experimentan autonomía. Experimentan que son una conciencia y simultáneamente cada uno vive su autonomía. Esto es lo que creo que es el próximo nivel y lo llamo la nueva iluminación, la iluminación evolutiva.

Ese sería el ideal ser conscientes de SER UNO, y al mismo tiempo SER autónomos.-

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...