viernes

DIOSAS EN NOSOTROS








Mitología de la Mujer

“Siempre he pensado en un mito como algo que nu
nca existió pero que siempre está sucediendo.”
Jean Huston en The Possible Human.

Carl Junq introdujo el concepto de arquetipos en la psicología. Él consideraba los arquetipos como pautas de compo
rtamiento instintivo comprendidos en un inconsciente colectivo. El inconsciente colectivo es la parte del inconsciente que no es individual sino universal, con contenidos y modos de comportamiento que son más o menos los mismos en todas partes y en todas las personas. Los dioses del Olimpo tenían atributos muy humanos: su conducta, reacciones emocionales, apariencia y mitología nos proporciona patrones que se asemejan a la conducta y actitudes humanas. También nos son familiares porque son arquetípicos; es decir, representan modelos de ser y de actuar que reconocemos a partir del inconsciente colectivo que todos compartimos.

Las diosas son patrones o representaciones de cómo son las mujeres, con más poder y diversidad de comportamientos de lo q
ue se ha permitido ejercer históricamente a las mujeres. Son bellas y fuertes. Cada una tiene sus rasgos positivos y potencialmente negativos. Sus mitos muestran lo que es importante para ellas y expresan con metáforas lo que una mujer que se les parezca puede hacer. El primer grupo es el de las diosas vírgenes: Artemisa –diosa de la caza y de la luna-, Atenea –diosa de la sabiduría y la artesanía- y Hestia –diosa del hogar-.

Las diosas vírgenes representan la cualidad de in
dependencia y autosuficiencia en las mujeres. Por el contrario de las demás diosas del Olimpo, estas tres no podían enamorarse. Los apegos emocionales no les desviaban de lo que consideraban importante. No eran victimizadas y no sufrían. Como arquetipos, expresan la necesidad de autonomía en las mujeres y la capacidad que éstas tienen de centrar su conciencia en lo que tiene sentido personalmente para ellas. Artemisa y Atenea representan la actitud de ir directamente a los objetivos y el pensamiento lógico, que hacen de ellas los arquetipos orientados hacia el logro.

Hestia es el arquetipo cuya atención está enfocada hacia dentro, hacia el centro espiritual de la personalidad de una mujer. Estas tres diosas son arquetipos femeninos que persiguen sus metas de manera activa. Amplían nuestro concepto de los atributos femeninos para incluir la competencia y la autosuficiencia.

Las diosas vulnerables conforman el segundo grupo: Hera –diosa del matrimonio y esposa de Zeus-, Deméter –diosa de las cosechas-, Perséfone –la hija de Deméter-. Las tres diosas vulnerables representan los p
apeles tradicionales de la esposa, la madre y la hija. Son los arquetipos orientados hacia las relaciones, cuyas identidades y bienestar dependen de tener una relación significativa. Expresan las necesidades de las mujeres de afiliación y vinculación. Están armonizadas con otras personas y son vulnerables. Cada una sufrió a su manera al romperse o deshonrarse una relación afectiva. Cada una de ellas también evolucionó, y puede proporcionar a las mujeres una compresión interna de la naturaleza y pauta de las propias reacciones que deben abandonarse, y el potencial para el crecimiento interno mediante el sufrimiento inherente a cada uno de estos tres arquetipos de diosas.

Por última categoría, tenemos a las diosas
alquímicas: Afrodita –diosa del amor y de la belleza-. Era la más bella e irresistible de las diosas. Tuvo muchas aventuras y numerosa descendencia procedente de sus numerosas relaciones. Creaba amor y belleza, atracción erótica, sensualidad, sexualidad y nueva vida. Entablaba relaciones por decisión propia y nunca fue victimizada.

Así pues, siempre mantuvo su autonomía como
diosa virgen y tuvo relaciones como diosa vulnerable. Su conciencia era receptiva y al mismo tiempo estaba concentrada, lo que permitía un intercambio en dos direcciones, que le afectaba tanto ella como a la otra persona. El arquetipo de Afrodita motiva a las mujeres a perseguir intensamente las relaciones más que la permanencia, a valorar el proceso creativo y a estar abiertas a cambiar.

Dentro de las mujeres contemporáneas, las dios
as existen como arquetipos y pueden –como en la antigua Grecia- conseguir lo que les corresponde y reclamar potestad sobre sus súbditos. Incluso sin saber a qué diosa está sometida, una mujer puede, no obstante, “prestar” fidelidad a un arquetipo concreto durante un tiempo o durante toda su vida. Una diosa puede volverse activa y brotar a la vida cuando el arquetipo es provocado por una persona o un acontecimiento. Por ejemplo, una mujer descubre que la situación de desamparo de otra persona es un irresistible estímulo para dejar de hacer lo que está haciendo y ser una Deméter solícita.

Este cambio puede producir un efecto negativo en su trabajo, por ser lo que suele dejar de lado. Emplea demasiado tiempo en llamadas telefónicas personales, escuchando los problemas de los demás. Con demasiada frecuencia se precipita afuera en misiones de caridad, poniéndose al borde de ser despedida. Otra mujer puede descubrir que una marcha feminista le transforma en una Artemisa hecha y derecha dispuesta a vengar intrusiones en el territorio de las mujeres, al sentir una oleada de hermandad y fuerza. Y los asuntos económicos pueden convertir, sin embargo, a otra mujer de ser una persona despreocupada y orientada hacia las relaciones personales, en una Atenea que lucha por el “mínimo aceptable”, muy rigurosa en los contratos en cuanto a la parte que le corresponde.

Durante la adolescencia, una mujer puede haber estado completamente loca por los chicos; puede que haya tenido relaciones sexual
es tempranas y haber corrido el riesgo de embarazos no deseados, sin saber que estaba bajo la influencia de Afrodita, diosa del Amor, cuyo impulso hacia la unión y la procreación puede coger desprevenida a una joven inmadura.

O puede haber estado bajo la protección de Artemisa, que valoraba el celibato y adoraba la vida natural, y tal vez haya sido una joven loca por los caballos o una “girl scout” de mochila.


O quizá haya sido una joven Atenea, con la nariz metida siempre en un libro o participando en un concurso de c
onocimientos, motivada por la diosa de la sabiduría para obtener reconocimiento y buenas notas. O, desde que jugaba con sus primeras muñecas, tal vez fuese una Deméter en ciernes, fantaseando sobre cuándo podría tener su propio bebé. O quizá fuera una doncella Perséfone cogiendo flores en el prado, una joven sin metas definidas a la espera de que algo o alguien la entusiasmase.

No existe ningún precepto para conforma
rnos con un estereotipo o limitarnos a una diosa o a varias. Todas juntas integran el círculo completo de las cualidades humanas. Estos arquetipos complejos pueden combinarse e invocarse según las necesidades exigidas por la situación de una mujer o la parte menos desarrollada de sí misma. Como mínimo, estas diosas arquetípicas constituyen un útil recordatorio para describir y analizar muchas pautas de comportamiento y rasgos de personalidad.

Como máximo, constituyen vías para construir visiones, invocando así fuerzas necesarias y cualidades dentro de nosotras. Ahora que nos encaminamos hacia el abandono de las sociedades desiguales, dioses y d
iosas pueden llegar a ser la misma cosa. Tal vez encuentres un mito que evoque la realidad dentro TUYO

EL ARQUETIPO DE LA DIOSA
La DIOSA ARQUETIPICA Personal es cualquier aspecto de la Diosa Universal con la cual podemos entablar una conexión emocional. Las llamamos Diosas "personales" porque nos relacionamos con ellas de una manera personal, opuestamente a la naturaleza más abstracta de la Deidad Universal.
Las Deidades Personales traducen las abstracciones de la Deidad Universal a términos humanos que los humanos pueden entender
y con los cuales se pueden identificar.
La naturaleza y los ciclos de la Deidad Universal son interpretados a través de la mitología de las Deidades Personales, e identificados e internalizados a través de las conexiones emocionales. En general la Deidad debe ser pensada como un poder único que tiene limitados mayores puntos de referencia, algunos de los cuales son:
Deidad Universal: Todo lo que Es.
Diosa y Dios: Los Poderes Polares, Yin y Yang, Espíritu y Materia, etc.
Los Siete Grandes Poderes: Los siete principales arquetipos de la Deidad. Deidades de propósito específico: Patrones de varias actividade
s, como las artes, las ciencias, etc.
El Yo Superior de todas las cosas: El espíritu individual de cualquier criatura o cosa
Arquetipos de la Diosa: Joven, Madre, Anciana.
Arquetipos del Dios: Héroe, Amante, Rey, Hehicero.



Lista de Diosas y Dioses más conocidas
Etapas posteriores a la edad de piedra, acompañaron en la ampliación del conocimiento de los paganos, es entonces que se descubre que cada entidad divina regía determinada función de la naturaleza, surgiendo así la especialización de divinidades.
Listamos a continuación a Diosas y Dioses más evocados en el Arte, los cuales no son el total de entidades divinas que se puede llegar a venerar.
LAS DIOSAS:
· Afrodita (griega), Diosa del amor apasionado y sexual. Afrodita te ayudará a atraer la energía del amor hacia ti.
· Aradia (italiana), Reina de las Brujas, hija de Diana. Aradia es una entidad extremadamente poderosa y protectora de las brujas.
· Ártemisa (griega), Diosa de la Luna.
· Atenea (griega), Diosa y protectora guerrera. Ella siempre esta dispuesta a ayudarte.
· Brighid (celta), Diosa guerrera y protectora. Brighid es también una Triple Diosa. Ella es fuerte y sabia. Llámala para que te ayude a proteger a tus hijos en una situación difícil.
· Cerridwen (celta), Diosa de la Luna y de la cosecha, también asociada con el aspecto de Madre Oscura o de la Anciana.
· Démeter: (griega), Arquetipo de la Madre Tierra. Diosa excelente donde hay nacimientos o niños pequeños implicados.
· Diana (romana), Diosa de la Luna y Diosa de la caza. Diana es polifacética. Ella es una seductora (ya que encantó a su hermano Lucífer para concebir a Aradia en forma de gato). También es vista como una figura maternal por las brujas.
· Freya (escandinava), Diosa de la Luna y esposa/amante de Odín. También comandante de las valquirias.
· Hécate (griega), Diosa de la Luna como Anciana o Madre Oscura.
· Hera (griega), Diosa del Matrimonio. Si la cuestión es la atadura de manos o cualquier tipo de compromiso, Hera es la Diosa que buscas. Sólo recuerda que tiene un lado muy negativo.
· Hestia (griega), Diosa del Hogar y del fuego.
· Isis (egipcia), representa a la Diosa Completa o a la connotación de la Triple Diosa en un ser.
· Kali (hindú), Diosa creativa/destructiva. Protectora de las mujeres maltratadas. Kalima debería ser llamada si una mujer está en peligro físico. Su poder es verdaderamente impresionante.
· Lilita (hebrea), la primera mujer de Adan (personaje bíblico), que se dice fue convertida en una diablesa. Ello la convertiría en Diosa de la Suprema Inteligencia o en una representación del Pueblo de las Estrellas.
· Morgana (celta), Diosa de las Aguas y de la Magia. Se decía que Morgana se casó con Merlín. Fue de él de quien aprendió su magia. Ella poseía una doble personalidad, se le conoce también como la Dama del Lago.
· Perséfone (griega), Diosa del Submundo así como de la Cosecha. hija de Démeter.
· Venus (romana), Diosa del Amor y del Romance.
· Vesta (romana), Diosa del Fuego.

LOS DIOSES:
Aunque la Diosa juega un papel trascendente en El Arte, aquí a El Dios no se lo considera como un algo menos importante, pero si es el equilibrio necesario para obtener armonía y tiene su propio poder y gran sabiduría.
Adonis (griego), El es Dios de la vegetación, su compañera es Astarté. Consorte de Afrodita, en Fenicia. Su compañera romana es Venus.

Anubis (egipcio), Dios de la Protección con cabeza de chacal, guardián de Isis. Llámale para proteger tanto al hogar como a las personas.

Apolo (griego y romano), hermano gemelo de Ártemis. Dios del Sol, de la Luz y de las Artes.

Cernunnos (celta), Dios Cornudo y Consorte de la Señora. También llamado Kernunnos.

Eros (griego), Dios del romance y del amor apasionado.

Horus (egipcio), Dios del ojo que todo lo ve y de la curación. Este Dios tiene una cabeza de halcón y cuerpo de hombre.

Osiris (egipcio), compañero de Isis. Forma del Dios Omnipotente incluyendo la vegetación y la vida después de la muerte.

Pan (griego), Dios de la naturaleza y los bosques, de la risa y de la pasión. También Dios de la música y del desenfreno personal.

Poseidón (griego), Dios del mar. Sus familiares son los delfines y los caballos.

Ptah (egipcio), experto artesano y diseñador. Dios de las empresas creativas y las artes manuales.

Shiva (hindú), consorte de Kali. Dios del ciclo universal nacimiento-muerte-renacimiento. Shiva puede ser tan simpático como terrible.

Thor (escandinavo), Dios del cielo y del rayo. Un Dios simpático a la gente común, incluidos granjeros y marineros

Thot (egipcio), Dios de la reencarnación. También un Dios lunar, favorable para la ciencia y la sabiduría.

CORRESPONDENCIAS CULTURALES ARQUETIPOS MITOLÒGICOS



Arquetipo Héroe Joven Amante Madre Rey Anciano/a Hechicera/o
Planetario Marte Venus Sol Luna Júpiter Saturno Mercurio
Almeán Tyr Freya Baldur Frigga Thor Helia Odín
Irlandés Ogmios Brigit Aengus Boasn Nuanda Morrighan Dagda
Griego Ares Afrodita Apolo Hera Zeus Hécate Plutón
Romano Marte Venus Apolo Juno Júpiter Carmenta Saturno
Africano Ogún Oshún Changgó Yemanjá Obatala Oya Ellenguá
Egipcio Horus Hathor Rá Isis Amón Sekhmet Osiris
Hindú Ghanesa Durga Vishnu Lakshmi Brama Kali Shiva







El aspecto particular de la Diosa o Dios Arquetípico con el cual se representa mejor una persona, se puede llamar su Diosa Arquetípica “activada”.

--------------------------------------------------------------------------------


LA ACTIVACIÓN DE LA DIOSA
Al abrazar a la Diosa, la Biblioteca Viviente se abrirá y os enseñara los secretos encerrados en el seno de la Madre Tierra pues ¡quién es la Madre Tierra sino la misma Diosa? Cuando pensáis en el Creador Principal, ¿qué o a quién os imagináis?

En vuestra sociedad se os ha enseñado que la energía de Dios es la fuente, y la energía femenina es la manera de actuar o la manifestación de ella. Nosotros diríamos que es al revés —lo femenino representa la fuente y lo masculino significa la manera de utilizar esta fuente.

En verdad, la vibración del Creador Original es femenina. La fuente, tal como la conocemos nosotros, es una vibración femenina. Los consortes del principio femenino comenzaron —al competir por el amor de la Diosa—, a separarse debido a un mal uso de la energía, hace millones de años.

Vosotros sois una parte fragmentada de este mal uso de la energía. Dos hijos pleyadianos de un dios mediocre se apoderaron de la Tierra, libraron una batalla entre ellos y crearon el actual dilema. Visto desde un encuadre mayor, no era más que una pelea familiar.

La divina Diosa Madre se dividió y se convirtió en muchas formas para ser consorte de numerosos dioses. Ellos quisieron satisfacer su hambre y amar y estar con esta vibración de la Madre puesto que de ella proceden todas las fuerzas vitales.

La conciencia de la Madre es tal que lo permite todo. Ella es la fuente que sostiene todas las cosas, es el «pegamento» de la creación. Para algunos este concepto es difícil de asumir, ni siquiera lo pueden considerar. Este concepto es especialmente difícil para las mujeres, les cuesta mucho pensar que una entidad, llena de poder, recorra su sangre; una entidad parecida a ellas mismas. Para los hombres es muy chocante pensar que, tal vez, una vibración femenina sea la fuente de todas las cosas.

Siente, en el núcleo más íntimo de tu identidad, la nutrición que te proporciona y el regalo que te da la Madre; siente su misterio. Habrá un despertar y una vuelta a la energía de la Diosa Madre. En esta década os daréis cuenta de que todas vuestras religiones están basadas en ideales falsos. Todas ellas se basan en un mecanismo controlador, sin compasión y patriarcal cuando, en realidad, es la Diosa Madre la que está detrás de todas las cosas.

Nosotros, en las Pléyades, hemos descubierto las raíces del mal uso de la energía: no hemos honrado a la madre. Hemos hecho cosas para atraer la atención de la madre, sin embargo, no hemos valorado las creaciones de la madre, los regalos de la Madre.

Vuestro planeta tiene que aprender quién es la Diosa en su aspecto creador. ¡Tenéis que hacerlo! La comprensión de la parte sombría de la Diosa existe en su explorar. También la Diosa hizo algo para perder su poder. Esto se encuentra en las células de vuestro Ser pues todos vosotros, tanto hombres como mujeres, lleváis la Diosa dentro.

Ella nacerá a través de vosotros, ya seáis hombre o mujer. Hubo una decadencia y caída de la Diosa por razones muy importantes. La energía de la Diosa siempre reconoció los derechos de la fertilidad.

La energía de la Diosa no significa lo que se entiende en vuestro mundo occidental; para ella el sexo no era lo que es en vuestro mundo occidental; para ella el sexo no era una cosa vergonzosa. A la Diosa le gustó el sexo. El sexo, como es lógico, es vuestra herencia natural. No obstante, igual que con otras cosas, hubo un mal uso de la energía sexual.

Hubo un tiempo en el que en el reino de la Diosa se abusó tremendamente de la vibración masculina. Las mujeres, influenciadas por fuentes externas, perdieron su sentido de compañerismo y de unidad entre hombres y mujeres y dejaron de honrarles. Al cabo de algún tiempo, los hombres se convirtieron en un mero servicio de semental dentro del reino de la Diosa.

Las mujeres se perdieron de tal manera en el poder de la Diosa que ya no consideraban como iguales a los hombres. Se les consideraba como simples objetos que sólo aportaban el derecho de fertilidad. Muchos de ellos fueron asesinados después de la celebración de un ritual de fertilidad con las representantes de la Diosa.

Se practicaba la castración y otros sacrificios. Esto es verdad. Las mujeres abusaron de la energía sexual masculina creando, de este modo, el actual contragolpe. Pero todo está cambiando y encontraréis a la Diosa llena de compasión, penetrando la vida de todos aquellos que quieran sentirla.

La energía de la Diosa estuvo, en un momento dado, llena de una tremenda fuerza negativa y fue desviada de su propósito. Esto sucedió antes de la era cristiana. Luego, el péndulo osciló hacía el otro extremo y cuando la vibración masculina empezó a tener un papel activo, los hombres respondieron con vehemencia a todo lo que les habían hecho algunas mujeres. Vuestra memoria está almacenada en las experiencias que habéis elegido vivir.

Estáis cubiertos por una capa de energía negativa, controladora y casi divina y ahora ha llegado el momento de reconocer a la Diosa. Hace falta establecer un equilibrio evitando que se adore más a una vibración que a la otra. Cuando los hombres honren a la Diosa, aprenderán a valorar la vida. Las mujeres aprenderán a redefinir la forma en que la vida se materializa. La vida puede manifestarse mediante un gran orgasmo durante el parto.


Tenéis que reestructurar vuestras creencias y experiencias en este área. Cuando empecéis a explorar a la Diosa, comenzaréis a valorar la vida, dejaréis de crear un exceso de población y dejaréis de matar. La comprensión de lo que es la vida, la muerte, cada especie y la interconexión de todo —que todo está conectado a la misma fuente— tiene que llegar a ser el paradigma primordial del mundo.

El movimiento patriarcal cambió vuestra historia relegando a la Diosa a los murmullos de los mitos y leyendas. ¿Dónde se habla de la Diosa en vuestra Biblia, vuestro Corán, vuestra Torah? La batalla entre la Diosa y el patriarcado ha seguido, y, hoy en día, estáis tan lejos de la energía de la Diosa que ni siquiera tenéis una imagen o un modelo de cómo podría ser la Diosa. ¿Conocéis a alguna sociedad occidental que honre a la Diosa? Y, sin embargo, la entrada este de Estados Unidos está guardada por una mujer galante sosteniendo una luz.

La Diosa es muy generosa. Se ha quedado entre bambalinas durante la batalla patriarcal pues sabe que ella es la fuerza creativa detrás de todas las cosas y que todas las cosas han de volver a ella en algún momento. En su generosidad, permite que las cosas sean así. ¿Qué significa dar a luz, amar lo que se ha creado y permitir que estas creaciones sigan su proceso de evolución sin interferir? ¿El amor es protección o es el permiso de que las cosas sigan su curso?

Si una fuerza divina fuera proteccionista con respecto a sus creaciones, controlaría lo que estuviese aprendiendo de sus creaciones y por lo tanto sólo asimilaría lo que permitiese —basándose en la amplitud del permiso—. Pero una fuerza que permite todo, tiene la oportunidad de aprender de una manera ilimitada porque tiene la capacidad de decir: «¡Muéstramelo! ¡Enséñame! Yo soy tú. Tú eres yo». Así es el estado de la conciencia.


Queremos que busquéis esta fuerza vital. Mirad más allá de lo que os han enseñado. Encontrad esta parte de la Diosa, esta energía femenina que está tanto en los hombres como en las mujeres y que está esperando ver la luz. Observad con alegría cómo podéis influir a otros y cómo ellos hablarán de las cosas que estáis descubriendo. Todo lo que aprendáis será magnificado y enviado telepáticamente con bastante fuerza a los que están compartiendo con vosotros este viaje.

La Diosa Madre representa el principio del amor. Hemos mencionado la frecuencia de la luz —siendo la luz información y la frecuencia del amor creación—. La capa más profunda de la información pleyadiana tiene que ver con la sensualidad y la sexualidad —la creación gracias a la vibración de amor por la Diosa—. Trabajar con la energía de la Diosa requiere una exploración más profunda del principio femenino.

A lo largo de esta década (años 90) ha habido un incremento de Maestras y líderes femeninas, pues la Diosa se «encarna» de esta manera. Esto no quiere decir que la Diosa no trabaje con las vibraciones masculinas; también los hombres aprenderán cómo manifestar a la Diosa.

No existe la discriminación, ni hay rabia. La Diosa es un Ser que lo permite todo. A lo largo de eones ha permitido que pasen todas estas cosas para que todo el mundo pudiera aprender. La Diosa está ahora reclamando que se honre aquello que ella ha permitido que fuera creado gracias a los misterios más íntimos de la sangre —gracias al regalo de su propio vientre—.

La sangre, con sus misterios, es la clave para entenderos vosotros, vuestra línea genética y a la misma Biblioteca Viviente. Vosotros sois parte del viaje —por así decirlo— de vuestra sangre, tanto hacia delante como hacia atrás en el tiempo.

Podéis tener acceso a vuestros antepasados y ancestros, podéis sentirlos, experimentarlos e influenciarlos con tal de prestar atención consciente a la sangre. Como humanos crecéis y os alimentáis gracias a la sangre de vuestra madre. Esta rica y vital sustancia aparece, gracias a las mujeres, como por arte de magia. La menstruación ha sido considerada como una muestra de poder y también como objeto de vergüenza y ridículo, tanto por los hombres como por las propias mujeres.

La sangre es un símbolo vivo, que demuestra la evidencia cíclica de vuestra conexión con los ancestros y los códigos de la conciencia que están almacenados dentro de todos los seres. Sois una librería genética y en vuestra esencia espiritual están catalogados los archivos de las experiencias personales, planetarias y celestiales. Estas experiencias son accesibles en vuestra forma tridimensional, a través de vuestra sangre.

Vuestra sangre está repleta de historias. Está llena de patrones, y diseños geométricos que se reconocen a sí mismos de acuerdo con vuestro estado de conciencia y vuestro deseo. Para poder despertar a una nueva visión de la vida, debéis estar dispuestos a reconsiderar las cosas y a cambiar. Vuestros pensamientos se graban en vuestra sangre. Lleva impresas unas determinadas vibraciones, según vuestros sentimientos, que luego son radiadas al exterior para que todos los mundos puedan leerlas. Sois la suma total de vuestra forma física debido a vuestra sangre.

En las cavidades óseas de la estructura de vuestro esqueleto se produce la sangre. De acuerdo con la heliografía de vuestro deseo, la sangre será enriquecida o despojada, combinada con vuestra habilidad de decodificar la vida como una serie de lecciones que os habéis creado a vosotros mismos. Es fácil enriquecer y reestructurar vuestra sangre.

Dentro de vuestro cerebro existen pequeñísimas partículas, como imanes, que se ven afectadas por los rayos solares. Desde las Pléyades se están enviando al Sol, a través de las «autovías» cósmicas, grandes olas de energía y códigos para civilizaciones enteras. Vuestro Sol os transmite a vosotros, y también a la Luna, estas energías. Las energías entran a través de vuestro cráneo y, debido a un proceso electromagnético, se pegan a estos pequeños imanes de vuestro cerebro.

El trabajo con el cuerpo puede cambiar la estructura de vuestra sangre. Cuando alineáis vuestra conciencia para que sea más completa, vuestra sangre se purifica. Se convierte en algo muy sagrado. La información se almacena dentro de huesos y piedras. Los glóbulos de la sangre se «fabrican» en la médula ósea. Cuando alineáis los huesos, cambia la relación de los mismos con el resto del cuerpo. Cuando los huesos están alineados se purifica la sangre y hay una línea sanguínea más accesible y se ordenan los secretos internos de la identidad.

Las mujeres han odiado muchas veces su sangre menstrual en lugar de comprender que ella es la fuente de su poder. La sangre lleva los códigos genéticos y, dado que la Diosa Madre es la fuente de todas las cosas, de ella proceden los códigos. Es ahí donde está escondida la historia. Se puede utilizar la sangre menstrual para nutrir la vida vegetal, para marcar la Tierra y para hacerle saber a la Tierra que la Diosa está otra vez viva.

Generalmente, las mujeres ya no sangran directamente sobre la tierra. Hacerlo supone una transferencia directa de la energía de la Diosa. Cuando las mujeres dan su sangre a la tierra, ésta se nutre. Durante eones se ha dicho a las mujeres que su sangre es una maldición y han empezado a sentir miedo de su propia sangre.

No comprenden que es su fuente y su poder. Una vez que abandonéis los viejos tabúes y comencéis a trabajar con vuestra sangre menstrual, os daréis cuenta de que tenéis un efecto diferente sobre los animales y las plantas de la Biblioteca Viviente.




¡Mujeres, si todavía tenéis la menstruación, sed sabias y honrad a vuestro cuerpo y a vuestra sangre! Vuestra sangre es una de las fuentes más elevadas de fertilidad y de marcaje de vuestro territorio. La comprensión de los misterios de la sangre es la clave que os conecta con vuestra fuente de poder y con vuestro conocimiento más íntimo.

Podéis marcar el terreno en el que vivís con vuestra sangre menstrual. Podríais empezar por los puntos cardinales: norte, sur, este y oeste. Y, con el tiempo, impregnaríais la tierra igual que un pintor pone capas de pintura sobre un lienzo. Podéis diluir la sangre con agua y así aumentar la cantidad. Podéis bendecirla y utilizar cristales para que mantenga su vibración. Este proceso supone el marcaje del territorio de la Diosa. Hará que las plantas y los animales tengan una renovada vitalidad y la sensación de ser Uno con la Diosa.

En algunas de vuestras historias antiguas se utilizaba la sangre para mantener alejado el mal y para sellar un compromiso. A veces se marcaba una puerta con sangre de menstruación. Nadie se hubiera atrevido a tocar esta puerta, ni los que habitaban detrás de ella, pues se entendía que allí reinaba la Diosa. En aquellos tiempos antiguos aún se le respetaba y, además, se sabía que cuando se tonteaba con la Diosa y no se obedecía, el trabajo realizado no era de orden divino.

Nosotros sugerimos que cuando fundéis nuevas comunidades, que las mujeres se junten durante el período de su menstruación e intenten entender este momento y compartan su poder y su conocimiento con los hombres. Explorad los misterios de la sangre como un proceso natural de la vida comunitaria. Vuestro cuerpo y sus ciclos crean una imagen de la vida. El poder es una cosa muy importante que debéis comprender. Pensad en la dinámica que supone el hecho de tener un niño. La mujer sostiene una fuerza vital que crea movimiento y que desea nacer.

En todo ello hay un poderoso misterio. Contiene tanto poder que la vibración masculina comenzó a temer el proceso y la magia del nacimiento. El hombre olvidó cómo transmitir, a través de su cuerpo, la vida al planeta y empezó a sentirse amenazado por el poder de la mujer. Los hombres tienen que acostumbrarse a la menstruación de las mujeres y prestarles su apoyo. Habrá un tiempo que desearéis saber algo más sobre vuestro linaje y deberéis asumir la responsabilidad de conocer el momento más idóneo de tener un niño, pues la vida se convertirá en algo muy valioso.



La menstruación de las mujeres formará una parte muy importante de la vida comunitaria. Cuando las mujeres comprendan, la Diosa será activada gracias a este poder y volverá a todos vosotros.

Si queréis tener un jardín más fértil, el más fértil de la ciudad, utilizad vuestra sangre diluida en agua. Vuestro jardín florecerá. Os daréis cuenta de que vuestra sangre puede acelerar el crecimiento de los alimentos. Acelerará muchas cosas. La menstruación de las mujeres no es un error de la naturaleza. Es uno de los mayores regalos. Es el elixir de los dioses.

Las mujeres aborígenes guardan su sangre menstrual en bolsas y luego la utilizan para sanar heridas. Hay muchas cosas que las mujeres pueden hacer con su sangre. Hay algunas a quienes no les gusta ser mujeres. Cuando tenéis el período os parece desagradable, incómodo, doloroso, ni el momento ni la experiencia en sí os parecen convenientes. Y para los hombres, que no saben lo que ocurre, también es una situación embarazosa.

A partir de ahora, contactad con la Diosa, abrid vuestro corazón y descubrid a dónde os puede llevar la menstruación y qué os puede enseñar porque en el proceso de la menstruación se encuentran muchas claves para atraer de nuevo a la Diosa hacia la Tierra. Hay una necesidad de volver a compartir el poder a través del compañerismo.

Aún quedan muchos más misterios que desvelar, desplegar y reinterpretar. Algunos de vosotros os preguntaréis por qué estamos hablando de este tema. Es muy importante. Si no estáis interesados en la energía de la Diosa y los misterios de la sangre, os diremos que estáis perdiendo una parte integral de la vida y no comprendéis lo que está ocurriendo en la Tierra.

Si os molesta o pensáis que es un tema irrelevante no habéis entendido nada. Esta es una de las enseñanzas más poderosas que os podemos transmitir en estos momentos para ayudaros a comprender lo que va a venir. Para que se abran vuestros corazones, tenéis que honrar la vibración de la Diosa de modo total y completo.

La sangre menstrual está altamente oxigenada y es la sangre más pura, además de llevar el ADN descodificado. Es el oxígeno que descodifica estos filamentos y permite la reestructuración de los datos. Vuestros científicos están jugando ahora con un tercer filamento de ADN. Están aprendiendo cómo construir filamentos de ADN basándose en la luz de los fotones —fibras dentro del cuerpo que nosotros llamamos filamentos codificados con luz.

El misterio de la sangre ha sido distorsionado por vuestras religiones modernas. ¿Os habéis cuestionado alguna vez qué significa la comunión cristiana? Os dicen que comáis el cuerpo y bebáis la sangre de Cristo. ¿Qué significa esto? Si tenéis una educación, cristiana habéis oído una y otra vez: «Este es mi cuerpo. Esta es mi sangre». Este ritual es una distorsión.

Tomar el cuerpo y la sangre provoca una sensación de canibalismo y se basa en una instilación antigua y enferma de los tiempos de los reptiles. Lo patético de este planeta es que hay una tendencia de las multitudes en defender causas sin saber de qué se trata en realidad. La era de la ignorancia está terminando. Estáis entrando en la era del conocimiento venturoso. Nosotros tocamos algunas frases claves, utilizando sonidos que significan algo para vuestra mente.

Y, a otro nivel, se está empleando un lenguaje que vuestros cuerpos puedan descodificar, algo parecido a los círculos en los campos de trigo. Queremos añadir algo más a este pastel. La Luna influye en los ritmos de la Tierra. ¿Quién se atreve a decir que esto no fue diseñado?

La Luna reina sobre el flujo energético dentro del cuerpo, igual que gobierna las mareas en vuestro planeta. Es una computadora electromagnética muy poderosa. Si la Luna afecta a las mareas, también afectará a las mareas dentro de vuestro cuerpo —la sangre y las hormonas que hay en la sangre.

Ha habido diferentes ciclos en vuestro planeta acompañados por el movimiento del péndulo. Hubo un largo reino de la energía matriarcal en la Tierra. Luego comenzó el reinado del patriarcado que erradicó toda señal de liderazgo y conocimiento femenino. La sabiduría femenina sólo se transmitía mediante mitos y leyendas y en ellos sí se reconocía a lo femenino como participante y perceptor de la vida. Gracias al proceso de parto lo femenino se sentía conectado a la red existencial.

Hubo un tiempo en el que fuerzas de inteligencias extraterrestres trabajaron para activar el principio femenino. Esto se hizo porque lo femenino tenía la habilidad de dar a luz y sentir la vida. De ahí procede la asociación de lo femenino con la Luna.

Era una influencia procedente de ella que transmitía el programa de energía femenina. La Luna es como una enorme computadora, y diferentes entidades y formas de inteligencia pueden poseerla o tener la habilidad de programarla. Hubo seres que programaron este astro en el ciclo femenino. Se recuerda esto porque fue una época benévola y de amor. Luego, claro, las cosas cambiaron.

Desde hace eones, la energía lunar ha ido enviando frecuencias electromagnéticas a la Tierra para mantener el ADN de dos filamentos. No os enfadéis con la Luna por esto. No hay nada malo en ella. Sólo está emitiendo un programa. La Luna establece un programa de crianza dentro de las mujeres. Este ciclo reproductivo crea la posibilidad de producir niños con mucha más frecuencia de lo que permitiría el ciclo solar.

Debéis comprender que la Luna marca vuestro programa de reproducción. Sin embargo, ahora podéis entrar, como especie, en un nuevo ciclo de procreación. Esto ayudará a que se estabilice la población sobre el planeta y a que la superpoblación no se salga de madre. Existe el miedo a que la población de Estados Unidos se duplique en un plazo de tiempo muy corto. Ya se os están rompiendo las costuras. A lo largo de los próximos cincuenta años habrá una influencia diferente sobre la Luna y los ciclos lunares cambiarán los ciclos terrestres.

Todo cambiará drásticamente. Ahora estáis disponibles todos los meses para un embarazo. El experimento será completamente diferente cuando estéis disponibles solamente una vez al año. El cambio afectará a todo el ciclo femenino y alterará así el número de embarazos. El actual sistema no funciona; os destruiríais debido a un exceso de producción. A estas alturas, cuando la población mundial amenaza con explotar, no os conviene estar disponibles para concebir en cada ciclo lunar.

La comadrona fue considerada durante muchos siglos el peor enemigo de la religión cristiana, porque ella sabía cómo aliviar el dolor, ella podía hablar a las mujeres de los misterios de su cuerpo y entendía de hierbas, una parte sagrada de la Biblioteca Viviente. La religión cristiana se volvió muy patriarcal y empezó a tenerle miedo a la Diosa y a las mujeres. Temía que el poder femenino quitara autoridad a la Iglesia y a los hombres.

El tema del aborto no tiene nada que ver con la cuestión de si se debe o no practicar el aborto. Se plantea para que la gente esté separada y para crear confusión con respecto a la energía femenina. Es un plan contra la Diosa que quita el poder a las mujeres y las hace creer que no tienen elección; o que cuando exista una elección, ésta sea el aborto.

Hay planes para provocar una enorme confusión en las mujeres en lo que se refiere a su cuerpo. Eso está bien. No hay problema porque cada una de vosotras elige las lecciones que necesita aprender. Podéis abrir vuestro corazón y enviar energía sanadora a la gente, invitándola a que expanda su estado de conciencia, pero no la podéis cambiar.



La energía de la Diosa se mueve muy rápida y está dispuesta a trabajar con todos aquellos que quieran recordar su llamada. Sus instrucciones dicen que debéis honrar a vuestro cuerpo aquí en la Tierra y a vuestra sexualidad, porque todos habéis sido creados mediante este proceso. Sabemos que algunas de estas ideas os hacen sentir incómodos y por eso las estamos exponiendo. Abrazad la plenitud de vuestro cuerpo y a todo lo que hay que hacer y comenzad a trabajar. Trabajad juntos y jugad juntos.

¡Mujeres, despertad y comenzad a leer el manual de instrucciones de vuestro cuerpo y descubrid que poseéis algo muy valioso! ¡Hombres, también vosotros poseéis algo de mucho valor y este algo se llama cuerpo y tiene ciclos, ritmos y patrones. Puede hacer cosas milagrosas!

El hecho de creer que el sexo es algo que sólo sirve para procrear es una gran distorsión de vuestra identidad. Haberos enseñado esto es una parodia. Nadie tiene que tener un hijo si no quiere. Comenzad a pensar que sois capaces de influenciar a todas las funciones de vuestro cuerpo, inclusive la concepción. Podéis decir: «Yo sé que mis pensamientos y sentimientos controlan todas las funciones de mi cuerpo.

Lo practicaré y cuando esté dispuesta a tener un bebé lo energetizaré. Sin mi consentimiento no estoy disponible». Esto es un concepto muy liberador a tener en cuenta.

Si cada mujer en este planeta realmente supiera cuánto poder hay en ella ¿qué pensáis que diría el patriarcado? Hace eones, una versión del patriarcado fue amenazado por el poder de las mujeres. Así que las mujeres dudaron, escondiendo su poder, y los hombres podían dar el golpe y decir: «Vamos a aprovechar la oportunidad y vamos a gobernar el mundo.

A ver qué tal nos va». La fuerza femenina se tuvo que sentar en el asiento trasero. Las mujeres acordaron creer que tenían una maldición en su cuerpo y que la menstruación era una cosa mala. Las mujeres pusieron en duda la propia fuerza vital que hay en ellas y si realmente tenían una influencia sobre sus funciones.

No sólo las mujeres se ven afectadas y son controladas por la Luna. También los hombres. Nacéis gracias al ciclo de las mujeres y vuestros ciclos sexuales están marcados por él. Puesto que la Luna gobierna las mareas, y vuestro cuerpo consiste en un 90% de agua, la Luna afecta asimismo a las mareas de vuestro cuerpo. Los hombres también pueden sentir y trabajar con las fluctuaciones de sus hormonas cuando sus cuerpos van pasando por los diversos ciclos; pueden aprender a reconocer la sutilidad del ritmo masculino.

Debido a la implacable presión y el control en torno a los hombres, sus ciclos no son tan reconocibles como los de las mujeres que se exteriorizan mediante símbolos como, p. ej. la sangre. La vibración masculina no está sintonizada con la espontaneidad, más bien está alineada con la obediencia. ¿Obediencia a qué? Obedeciendo a determinadas ideas suyas sin sentir si estas ideas o creencias son apropiadas.

Sugerimos que más hombres empiecen a cuestionar la autoridad y digan: «No voy a hacer esto. Al demonio con ello. En lugar de esto haré aquello». El impulso actual de la vibración masculina es buscar más libertad emocional, igual que el de las mujeres. Sin vuestras emociones no podéis descubrir quiénes sois. Para poder comprender los misterios más profundos, los hombres tienen que hacer las paces consigo mismos y entender que sus emociones son su parte femenina.

Para los hombres, la sangre es más misteriosa porque toda la sangre de un hombre siempre está dentro de él. No es algo que él pueda ver y sentir cada mes como lo pueden hacer las mujeres. La guerra es una distorsión inventada por el patriarcado en un intento de dar a los hombres el poder de la sangre. Pero esta sangre no significa lo mismo.

Porque ésta se hace visible debido a la violencia, la vida se destruye, se mutila y se asesina y todo ello con las emociones sofocadas y suprimidas. Sólo hay una manera apropiada para que un hombre pueda integrar el poder de la sangre —y es que una mujer le regale su sangre, que comparta su propio elixir—. Hay muchas maneras de hacerlo.

Una forma fácil es que un hombre coma frutas y verduras que hayan sido regadas con sangre menstrual. También se puede marcar a un hombre en la nuca o en la planta de los pies con sangre menstrual. Su cuerpo absorberá el conocimiento que hay en ella.

Los hombres necesitarán la sangre de las mujeres y las mujeres recordarán a la Diosa que mora en ellas y encarnarán el principio de la Diosa. Este principio os enseñará cómo crear un equilibrio en el planeta. Es nuestro deseo que cada una de las mujeres entienda los misterios de su cuerpo y que los comparta sin secretos, con la vibración masculina apropiada. A veces, los hombres tienen miedo a la sangre femenina.

La contraparte masculina de la sangre menstrual es, por supuesto, el esperma. El esperma contiene, igual que el «chip» de un ordenador, el código de inteligencia para la evolución de la conciencia.

Esto se puede medir actualmente por el grado en que la vibración masculina acepta y recuerda a la Diosa. Es el espermatozoide el que decide si un bebé es masculino o femenino. El óvulo siempre es el mismo; es el espermatozoide el que toma estas decisiones. El esperma es la historia de la Madre, codificada en la vibración masculina y contiene el «cómo» el hombre recuerda esta historia.

¿Podéis imaginas que hay una conexión telepática entre el espermatozoide y su dueño? Cuando un hombre hace el amor con una mujer que tiene el período, su esperma puede actuar como un explorador y aportarle telepáticamente todo el poder y el conocimiento de la mujer.

En el mito del jardín del Edén, la vibración femenina recibió el nombre de Eva. Por supuesto que no era la primera mujer. Es la Diosa la que crea vida. Posteriormente se cambió la historia para haceros creer que la vibración masculina tenía la habilidad de crear vida. En esta versión se dice que las mujeres fueron hechas de una costilla de un hombre. Esto no es así. Siempre es la Diosa la que sabe cómo crear vida porque es la Diosa la que lleva la sangre.

La Biblia relata la historia del árbol de la vida y del árbol del conocimiento. El árbol del conocimiento os permite estar informados. Se pueden equiparar habilidades y prácticas sexuales con este árbol del conocimiento, del cual se les prohibió a los hombres que comiesen. También se les prohibió asociarse con el árbol de la vida.

¿Qué es el árbol de la vida? Muchos piensan que es un árbol en el cual crecen frutas. Se rumorea que si se come la fruta de este árbol, uno se vuelve inmortal. En los tiempos antiguos se sabía que esta fruta era la sangre de la Diosa. Esta era la fruta del árbol. Visualizad vuestro cuerpo y vuestro sistema nervioso como un árbol. Los cuentos no están hablando de las frutas que crecen en árboles, están hablando de los frutos de vuestros cuerpos —las secreciones y sustancias que son auténticos regalos de los dioses—. Desde hace eones, los dioses os están apartando de este conocimiento.

Había una tradición de miedo en torno a los malentendidos del poder femenino. El miedo al misterio que hay en las mujeres se tiene que extinguir. Este es tiempo de compañerismo; es tiempo de relaciones. Deseamos hablar de la menopausia. A muchas mujeres les entristece el hecho de dejar de tener el período, justo cuando empiezan a comprender el poder de la menstruación.

No obstante, la menopausia también es una época de gran poder para las mujeres. En los tiempos antiguos, las mujeres viejas fueron reverenciadas por su sabiduría y su magia y este aspecto está volviendo. La menopausia implica una profunda infusión de energía, señalando el momento en el que la mujer es capaz de sostener su propia sabiduría —la conexión con los ancestros.

Cuando una mujer tiene la menopausia experimenta una pausa. Si es capaz de mantenerse en esta pausa, algo dentro de ella se transforma y llega al lugar de la sabiduría. A lo largo de la reciente historia se creía que había que temer a las mujeres cuando dejaban de tener el período porque era entonces cuando podían retener su sangre y con ella todo su poder.

Cuando las mujeres llegan a los cuarenta años, algunas incluso cuando llegan a los treinta, decretan su muerte puesto que empiezan a energetizar el proceso del envejecimiento. Se aparta a las mujeres de sus propios ciclos naturales y, debido a sus pensamientos, odios y maldiciones a su propio cuerpo, ellas mismas desequilibran su cuerpo. Hay un total malentendido en lo que respecta a la menopausia.

Es algo parecido a lo que ocurre cuando se piensa que la menstruación es una maldición; todo el mundo tiende a adoptar estas interpretaciones erróneas. La menopausia supone un gran regalo y, en este momento de la vida, no se pierde nada. Es un momento que contiene una enorme ganancia y un verdadero florecimiento, exactamente lo contrario de lo que os han contado.

Sucede muchas veces que los hombres, a quienes se les ha practicado una vasectomía, temen a su poder sexual y creen que no tienen poder sobre sus cuerpos. La representación simbólica de la vasectomía demuestra su sensación de debilidad —piensan que su esperma y su pene no hacen lo que ellos quieren—. El miedo al esperma crea miedo al cuerpo.

Aquellos que se han hecho una vasectomía, aceleran problemas con su próstata porque interrumpen el flujo de su esperma y esto provoca dificultades en el cuerpo. Nosotros no recomendamos la vasectomía. Os diríamos que aprendierais a utilizar vuestros cuerpos en lugar de culpar a las funciones de vuestros cuerpos, provocando desórdenes. Estad abiertos a la sensación de milagro cuando comencéis a reconsiderar vuestras creencias sexuales.

La Diosa tiene la habilidad de poner sus secretos en la sangre y es ésta la que crea. Por eso las mujeres sangran. También es la razón por la cual las mujeres han sido desviadas a no honrar su menstruación. Todo esto son cosas importantes. Nosotros queremos que, como personas, desarrolléis una relación muy íntima con la Madre Tierra. ¿Cómo lo vais a hacer? El trabajo primordial de la Diosa consiste en relacionarse.

Es así como crecéis. No siempre crecéis cuando estáis solos. Vosotros a lo mejor pensáis: «Oh, tengo más paz y tranquilidad cuando estoy en casa. Tengo más tiempo para estudiar. Tengo más tiempo para trabajar conmigo mismo y puedo hacer lo que quiero». Es verdad, y también tenéis todo el tiempo del mundo para evitar el crecimiento que supone cualquier relación. Es muy importante para todos vosotros que desarrolléis relaciones entre vosotros. Tenéis que involucraros con la gente a través del amor, en una relación sexual, mediante el negocio y las comunidades y a través de las relaciones familiares y si no es con la familia carnal pues con la de Luz—. Todos lleváis códigos en los cuerpos y os necesitáis los unos a los otros.

La energía de la Diosa no es necesariamente algo que uno atrae a su cuerpo mediante una columna de luz. Cuando visualizáis cómo la luz entra en vuestro cuerpo, en vuestros chakras, literalmente abrís estas áreas.

Os posicionáis para veros como seres sólidos y densos versus seres llenos de espacio y luz. La Diosa es una fuerza más allá de todo esto. No tenéis que atraer a la Diosa a través de vuestros dedos, a través de vuestros ojos y hacia la Tierra —la Diosa simplemente es—. Comenzad a daros cuenta de su vitalidad, cómo nutre todos los sistemas, porque la Diosa es la mensajera y la hacedora de vida.

Estar vivo significa conocer a la Diosa. Buscad esta fuerza dentro de vosotros mismos y en vuestro entorno. Decid: «Enséñame, Diosa, quién eres. Quiero encontrarte». La mayoría de vosotros seguramente no ha tenido ningún problema visualizando al Creador Original como un ser masculino. Ahora que tenéis que transformar esta imagen en una imagen femenina, algunos de vosotros tendréis dificultades. La vida procede de la vibración femenina. Eva no procedía de la costilla de Adán. Este cuento sirvió para aumentar el poder de la vibración masculina que necesitaba desesperadamente alguna clase de identidad durante su pelea con la cultura de la Diosa.

Nosotros estamos buscando un equilibrio. Si miráis en vuestro entorno, veréis que hay hombres y mujeres y todas las historias de vuestra identidad y creación enlazan la verdad de ambas fuerzas.

Si buscáis el equilibrio entre lo masculino y lo femenino dentro de vosotros mismos, lo más probable es que encontréis alguien que también está equilibrado. Equilibrio interno significa que sois vuestra propia fuente y que el siguiente paso consiste en unir vuestra fuente con otra para crear una algo mayor.

Y esto no significa que necesitéis obligatoriamente un cónyuge. No obstante, vuestro proceso natural es crear algo en común: juntar vuestras claves, los aspectos femeninos y masculinos. Lo anterior se correspondería a las pistas fisiológicas que os pueden llevar a los reinos espirituales y emocionales.

Lo andrógino representa un aspecto divino cuando lo femenino y lo masculino está integrado. En todos vosotros existe la fuerza vital que se llama kundalini y que es una expresión de la energía creativa.

Sin embargo, hay una gran mayoría en este planeta que ni siquiera sabe que existe esta fuerza dentro de ellos. Lo ideal es tener la parte femenina y la parte masculina equilibrada. Como hombres y mujeres que sois, tenéis esta fuerza vital de la kundalini en vuestro interior. Ella tiene sus propios ciclos, con picos de gran actividad.

Tenéis que abrir un espacio dentro de vuestro cuerpo para poder encontrar la energía de la Diosa y para crear sanación, transformación y realización. Esta energía es como una serpiente que está enroscada en la base de vuestra espina dorsal, y conforme sube por el árbol de vuestra columna, su energía se distribuye por todo el cuerpo.

Nosotros no podemos movernos porque vosotros no lo hacéis. Vosotros no podéis moveros porque nosotros hemos inhibido vuestra evolución al reorganizaros genéticamente. Lo hicimos para evitar que tuvieseis las habilidades que tenemos nosotros y para evitar que usurparais nuestro poder. Ahora, medio millón de años más tarde, estamos en un gran apuro. Sabemos que cometimos un grave error, si es que hay errores que se puedan cometer.

Pronto descubriréis vuestra habilidad de crear vida al mismo tiempo que la de ser dioses. Desde hace cuarenta años, vuestros científicos han pretendido ser dioses y han creado vida en laboratorios subterráneos, repitiendo una dramática lección de la Atlántida.

La recuperación de la voluntad de la Diosa, a lo mejor, restablece los valores morales y el valor de la vida porque la Diosa ama a sus hijos, incluidos los reptiles, los insectos, la gente gata y todas las formas de vida. Os observaremos y veremos si vais a limitar la vida que creáis. Veremos si tendréis miedo de que la vida que habéis creado, vaya a ser más grande que vosotros.

Al abrazar a la Diosa, la Biblioteca Viviente se abrirá y os enseñará los secretos encerrados en el seno de la Madre Tierra pues, ¿quién es la Madre Tierra sino la propia Diosa?




: LA RESURRECCIÓN DE LA DIOSA TIERRA.


Cuando parecía que las antiguas religiones matriarcales habían terminado por ceder terreno al patriarcado de dioses como Yahveh o Alá, en el mundo occidental volvió a levantar cabeza el culto a la Diosa Gaia, a la Madre Tierra.

El adelanto vino con la Hipótesis Gaia, postulada por James Lovelock, que ha sido interpretada de una manera religiosa. El Ojo de la Eternidad echa un vistazo a lo que quizás podría ser la resurrección de la Gran Diosa Madre...


--------------------------------------------------------------------------------

Abajo imágen de GAIA o GEA (mitologìa)
Gea es la madre Tierra de donde surgen todas las razas divinas. Ella nace después de Caos y antes de Eros (el Amor). Ella sola engendró a Urano (el Cielo) que la cubre, a Ponto (el mar) y a las Montañas.

Después se une con Urano y da a luz a los seis titanes: Océano, Ceo, Crío, Hiperión, Japeto y Cronos. También tuvo a las seis titánides: Tía, Rea, Temis, Mnemósine, Febe y Tetis (madre del héroe Aquiles). Después nacieron los cíclopes Arges, Estéropes y Brontes, monstruos gigantes con un solo ojo. ), divinidades relacionadas con el rayo y el trueno. Por último nacieron los Hecatonquiros Coto, Briareo y Giges, seres de cien brazos, gigantescos y violentos.

Urano odiaba a todos sus hijos, por lo que los obligaba a vivir en las profundidades de su madre. Un día ella decidió liberarlos y les pidió que se vengaran de su padre, pero todos le temían demasiado. Sólo el menor, Cronos aceptó, pues lo odiaba mucho. Gea le entregó una hoz de acero a su hijo.

En la noche cuando Urano cubrió a Gea toda para unirse con ella, Cronos le cortó los testículos a su padre y los arrojó detrás de él. La sangre que brotaba de la herida fecundó a Gea y de ahí nacieron los Gigantes, las Herinias y las Ninfas de los Fresnos, además de todas las divinidades realcionadas con los árboles.

Posterior a esta mutilación, Gea se unió con Ponto de donde nacieron las divinidades marinas: Nereo, Taumante, Forcis, Ceto y Euribia. Mientras, Cronos reinaba en el mundo y se había vuelto un tirano terrible y había encerrado a sus hermanos en el Tártaro, por lo que Gea planeó una nueva venganza. Los hijos de Rea y Cronos habían sido devorados por su padre, pero cuando ella estaba encinta de Zeus, pidió ayuda. Gea y Urano le revelaron el secreto de los Destinos y le enseñaron como burlar a Cronos.

Cuando el niño nace, Gea lo esconde en una caverna, al mismo tiempo que a Cronos le era entregada una piedra envuelta en mantillas, a la que devoró sin notar la diferencia.

Cuando Zeus estuvo mayor, luchó abiertamente con Cronos y lo derrotó, logrando el dominio del universo. Pero Gea estaba descontenta por la suerte de los Hecatonquiros, que habían sido derrotados, por lo que se une con Tártaro (dios de los abismos) y engendró a Tifón, con el que tuvieron que luchar los dioses por largo tiempo. Además nació de esta unión otro monstruo, Equidna.

La mayoría de las teogonías le atribuyen a Gea la maternidad de diversos monstruos como Caribdis, las Harpías, Pitón, el dragón guardián del vellocino de oro, e incluso la Fama.

Con el tiempo, Gea se convirtió en la madre universal, y conforme el mundo helénico personificaba a sus dioses, se encarnaba en divinidades como Démeter o Cibeles, y la tierra como elemento abandonaba la mitología para entrar en el terreno filosófico.

Gea se consideraba además como inspiradora de muchos oráculos, poseía los secretos de los Destinos, y sus predicciones eran más antiguas y seguras que las del mismo Apolo.



MUJERES/ DIOSAS/ GUERRERAS/ CHAMANAS/ AMOROSAS/ MADRES/ AMANTES y AMIGAS por SIEMPRE......

Con que tipo de Arquetipo de Diosa te identificas????
Ese es el Trabajo a Realizar.....



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...