sábado

VOS......QUE DIOSA SOS HOY



Todas y cada una de las mujeres llevamos por lo menos a una de las diosas arquetípicas del tarot dentro de nosotras, también, de acuerdo con nuestra experiencia y evolución vamos cambiando de una a otra. Tener en cuenta que diosa somos, nos da la posibilidad de anclar mejor los dones y los regalos que cada una nos brinda, permitiéndonos ser más nosotras mismas y aceptar las verdades de nuestra alma.

Para activar a nuestra diosa interior, sólo hace falta tomar conciencia de sus poderes para comenzar a cultivarlos. Una vez que la hemos identificado, podemos comenzar a honrarla y aceptarla por lo que verdaderamente es.

Cada una de las diosas que esta descrita a continuación, está tomada de los arquetipos o arcanos mayores del tarot. Cada una de estas diosas tiene una influencia determinada en nuestros patrones de comportamiento. Los arquetipos son características del comportamiento y la personalidad, ellos conducen nuestras creencias, nuestros valores y a veces también la forma en la que sentimos.

Como en todo, cada diosa tiene sus dones, pero también tiene sus debilidades, aprender de esto, nos brinda la posibilidad de expandir lo positivo a través del trabajo interior, y concienciar lo negativo, no para rechazarlo si no para transformarlo con nuestra propia luz interior.


La Suma Sacerdotisa Este arquetipo le corresponde a las mujeres sabias y muy femeninas, todas aquellas

que a través de el auto estudio y la experiencia han evolucionado encontrando calma interior. La suma sacerdotisa no teme expresarse y lo hace tan bien que a través de su voz y su intención es perfecta co-creadora de su realidad, lo que crea es benéfico para ella y para los que la rodean. Esta diosa está muy conectada con su misión de vida, es intuitiva, contemplativa y receptiva.

La suma sacerdotisa reconoce su parte femenina y su parte masculina debido a que se ha permitido experimentarlas ambas sin rechazarlas. Ella he experimentado tanto la luz como la oscuridad y reconoce que ambas son parte de un todo.

Sus debilidades están en que tanta interiorización puede llevarla a perder el suelo y el contacto con los otros, convirtiéndola en una persona introvertida y miedosa del mundo exterior. Esta diosa debe tener cuidado de que su paz no se convierta en una apatía. La suma sacerdotisa en su lado más oscuro utiliza su espiritualidad y su mística de máscara para no entregarse a la vida.



La Emperatriz

La emperatriz es la madre, aquella mujer que se ha entregado a sus hijos, a nutrirlos y a cuidarlos. También es aquella mujer que siempre está en contacto con su lado femenino y que si aún no es madre, seguramente lo será en algún momento. Esta mujer aprende de ella misma relacionándose con los demás. Es una mujer amorosa y cuidadosa de su entorno, le da a los demás lo que necesitan y siempre se preocupa por que los que la rodean estén cómodos.

También es una mujer que sabe cuidar de ella misma, es auto suficiente, le gusta tomar responsabilidades.

Esta es una mujer que disfruta la vida y que seguramente también disfruta de la naturaleza, es de esas mujeres que hablan con las plantas mientras las riegan y que pueden desestresarse dando un paseo por un parque.

Para la emperatriz la espiritualidad es importante pero también lo son los bienes materiales, ella está más conectada con la abundancia material que la intuitiva.

El lado débil de la emperatriz se encuentra en la complacencia por miedo a no ser amada. Esta mujer en su aspecto más negativo de desvive por los demás pero no lo hace desde su corazón si no desde el miedo que le tiene al rechazo de quienes la rodean. En muchos casos tiende a olvidarse de si misma perdiendo su individualidad.




La Justicia

Esta es una mujer que ha aprendido a poner un balance entre su corazón y su cabeza, sabe cuando dejarse guiar por sus sentimientos y cuando debe usar la razón. La justicia ha aprendido a canalizar su energía y debido a esto sabe hacia donde debe dirigirse en casi todos los momentos, confía plenamente en ella misma y en sus decisiones. La justicia también es co creadora y autónoma. No teme desapegarse de lo que ya no le funciona para construirse un mejor camino.

La Diosa arquetípica contenida en la justicia, ha encontrado el equilibrio gracias a la introspección y a la reflexión. Ella sabe que pasos deben ser dados y que camino debe ser caminado para llegar a donde desea. También es una mujer recta y justa.

La debilidad de la justicia se encuentra en la tendencia a moralizar y juzgar, a estar más en la cabeza que en los sentimientos y en la pérdida de su propia identidad por su falta de flexibilidad. Es una mujer que puede dejarse llevar por su ego.



La Fuerza

La fuerza es la diosa que ha logrado dominar a su instinto a través de su experiencia, es una mujer bella de espíritu que sabe cuando liberar a su animal interno y cuando ser simplemente una mujer. Esta diosa es dulce y romántica pero también es apasionada, muy sensual y capaz de experimentar su sexualidad sin ninguna represión. Ella es la expresión de la feminidad. La fuerza de esta diosa provine de su unidad. Es una mujer que cuando hace falta se entrega a sus impulsos sin juzgarse, se entrega y deja de controlarse y reprimirse. Ella ha unido su naturaleza humana y su naturaleza animal. Esta diosa vive su verdadera naturaleza y por eso es capaz de dar amor incondicional ya que es capaz de amar las cosas por lo que realmente son


La fuerza vista desde la otra cara de la moneda se convierte en una mujer agresiva e impulsiva. A ella puede costarle mucho trabajo integrar lo que realmente es debido a su moralidad, también suele ser manipuladora debido a su incapacidad para entregarse al 100% debido a su miedo a ser vulnerable y dominada, ella bajo el dominio de su debilidad, juega con los que la rodean por que teme involucrarse y perder el control.

La Templanza

Esta Diosa es una mujer sabia que ha unido sus opuestos a través de su magia interior, ella podría ser considerada una mujer alquimista capaz de transformar la oscuridad en luz. Esta diosa está siempre receptiva a la abundancia es co creadora conciente de su realidad y tiene un gran poder de intención, también ha encontrado el equilibrio a través de la unión de sus polaridades. Esta mujer tiene mucha claridad en su mente y por este motivo sabe a donde dirigirse y puede hacer total uso de su poder personal ya que ha perdido el miedo a su propio potencial. Es una diosa integra

Esta mujer conoce y acepta su parte masculina sabe que ambas partes son una misma y por este motivo a dejado de pelear internamente y vive en eterna fluidez. Su instinto, es parte fundamental de su esencia. Ella goza de los aspectos materiales de la vida pero también tiene una gran conexión espiritual. La vida no le cuesta trabajo, simplemente goza.

Los retos que debe superar se encuentran en hacer conciente que también tiende a disfrazarse de alguien que no es y esto lo hace para buscar el reconocimiento interior que ella misma no se reconoce, refleja equilibrio pero la realidad es que teme mucho la unión de su ser, teme entregarse a su poder ya que suele querer controlarlo todo. Siempre está relacionando su valor personal con sus éxitos materiales y esto le da una falta real de valía personal



.

La Estrella

Ella es una diosa sanadora, siempre esta ocupándose de sanarse interiormente de tal forma que su búsqueda se encuentra en la pureza. Esta mujer esta conectada con su corazón y la voz que sigue es la de su intuición. Es una mujer mística y espiritual. Esta diosa seguramente tiene una práctica meditativa y posiblemente esté dedicada a ayudar a otros a encontrar su paz interior de limpiar sus corazones.

La diosa estrella es inocente, capaz de dar y de recibir. Ella fluye en una vida espiritual. Tiene conocimientos de verdades universales y vive de estos principios, el amor es el principal. Se puede decir que ha trabajado por romper con las estructuras que la rodean, y por esta razón vive libremente desde su verdadero ser o ser superior. Ella se ha vuelto responsable de su vida y de sus acciones al 100% no vive ya por lo que la sociedad quiere o prefiere ni tampoco está obligada a sus condicionamientos.

La debilidad de esta diosa se encuentra en que aplica la espiritualidad tan compulsivamente, que ha perdido el suelo y la capacidad para disfrutar la vida tal cual es, su búsqueda de perfección se ha convertido en una preocupación que le impide moverse libremente y que también la vuelve inflexible al cambio. Pasa tiempo confundida y en una melancolía que a veces no suele comprender.



La Luna

La diosa Luna es la diosa más idealista y soñadora, ella tiene un contacto grande con su intuición que la hace confiar plenamente el lo que siente. En ella están las posibilidades para trascender. A esta diosa le toca trabajar con su oscuridad para iluminarla. Ella suele ser miedosa y lo que teme más es encontrarse con ella misma, por eso lo que hace es fantasear y proyectar. Todo lo que pudiera ser desconocido, prefiere evitarlo y le cuesta seguir los mandatos de su corazón en la mayoría de los casos. Por otro lado, una vez que ha vencido sus miedos, es capaz de transformarse en un ser completamente diferente y lleno de alegría. Esta diosa está teniendo un encuentro con su parte más oscura, con sus mayores miedos racionales e irracionales y este encuentro la prepara para brillar y para evolucionar.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...